Compartir
Publicidad

De puntillas como los bailarines, la mejor manera de trabajar los gemelos

De puntillas como los bailarines, la mejor manera de trabajar los gemelos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los puntos débiles de la mayoría de nosotros suele ser las piernas y su trabajo. Como ya hemos comentado en infinidad de ocasiones es importante que las trabajemos para conseguir un perfecto equilibrio corporal. Por ello queremos dar algunos consejos y métodos para trabajar una de las partes que más nos suele costar a la hora de entrenar piernas y que casi siempre solemos olvidar. Concretamente se trata de los gemelos, un grupo muscular muy agradecido si lo entrenamos como es debido.

Antes de nada vamos a detenernos para esto en los bailarines de ballet, y es que si nos fijamos en sus piernas, nos daremos cuenta de que sus gemelos están muy desarrollados. Básicamente esto es debido a que la mayoría del día se lo pasan apoyando únicamente las puntas de los pies en el suelo. Este simple movimiento pone a trabajar a los músculos de las pantorrillas, haciendo que los gemelos crezcan considerablemente y adquieran una forma bien marcada.

Conociendo un poco mejor los gemelos

La pantorrilla está formada por varios músculos, pero los que nosotros vamos a tener en cuenta son el gastrocnemio y el sóleo, que son los que más se desarrollan, pues serán los que trabajaremos directamente con los diferentes ejercicios de gemelos. Si realizamos ejercicios de gemelos con las rodillas estiradas, el gastrocnemio recibirá más tensión. Si lo hacemos con las rodillas flexionadas o dobladas, será el sóleo sobre el que caerá la mayor intensidad.

Trabajar los gemelos como si fuésemos bailarines

Lo ideal es realizar una mezcla de ambos tipos de ejercicios para incidir al máximo en todo el grupo muscular. La manera de trabajar los gemelos será sencilla, ya que simplemente realizaremos lo mismo que hacen los bailarines, elevar el cuerpo apoyándolo únicamente en las puntas de los pies. De este modo lo conseguiremos será incidir en la zona a trabajar. Pero lo haremos sin peso, simplemente el de nuestro cuerpo. Lo que haremos será intentar llegar a 100 repeticiones. Al principio nos costará, pero podemos llegar a las 50 e ir poco a poco aumentando la cantidad a medida que adquiramos fuerza en la zona.

Si volvemos al símil de los bailarines de ballet, este simple ejercicio será perfecto para ejercitar esta zona y hacer que se nos desarrolle al máximo. Podemos hacerlo de pie o sentados y lo ideal es que daca día destinemos unos minutos a su ejecución, ya que de este modo conseguiremos fortalecer la zona y lograr unos gemelos perfectamente definidos. Al principio nos costará, pero poco a poco conseguiremos mejorar las marcas, para poco a poco añadirle algo de carga y aumentar la intensidad de este modo.

Entrenar todos los días sin riesgo de sobrecarga

Seguro que muchos pensarán que entrenarlo todos los días nos someterá a una sobrecarga en la zona. Lo que sucede con los gemelos es que, sobre todo el soleo, contienen una de las mayores concentraciones de fibras del organismo, concretamente el 88% de su estructura son fibras musculares. Esto convierte a los gemelos en uno de los grupos musculares de mayor resistencia del cuerpo, por lo que es necesario que dotemos de alta intensidad a la hora de entrenar para notar resultados e incidir como es debido.

Imagen | Diego Jambrina

Video | Youtube/ Passion4Profession

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos