Músculos "grandes y pequeños", algunos puntos a tener en cuenta

Sigue a

musculos.jpg

Si preguntamos a cualquiera de los que asistimos habitualmente a un gimnasio a entrenar nos contestará que lo que pretende es aumentar el volumen de sus músculos en general. Normalmente no hacemos diferenciaciones entre un tipo u otro, y es que debemos saber que existen músculos pequeños y grandes que tienen unas cualidades u otras.

Se entiende por músculos grandes aquellos que tienen más amplitud y que por lo tanto contienen más fibras ejerciendo de esta manera mayor fuerza. Los músculos pequeños son totalmente lo contrario. Es por esto que no los podemos medir por el mismo rasero, y que tenemos que tener en cuenta varias cosas a la hora de entrenar unos músculos u otros para evitar una sobrecarga y un mal desarrollo.

Un ejemplo de músculos grandes son los pectorales, glúteos, los femorales… Estos músculos aguantan más presión que los más pequeños. Es por esto que su entrenamiento puede ser de mayor intensidad que otros grupos musculares. A la hora de trabajarlos podemos realizan rutinas de hasta 4 o 5 ejercicios con 4 series cada uno de ellos. El peso que levantaremos será mayor, pues son músculos que necesitan más estímulo para crecer.

Los resultados en este tipo de músculos se ven más rápido que en otros que son más pequeños. Además, el aumento del peso que vamos a levantar será constante, ya que son grupos musculares que crecen con facilidad y aumentan considerablemente su fortaleza.

Por el contrario tenemos los músculos pequeños que son más delicados y por lo tanto debemos poner especial cuidado en su entrenamiento. Algunos de los más destacados son el deltoides, el bíceps, el tríceps… Son grupos musculares que contienen menos superficie y por lo tanto menos fibras. Su grado de resistencia suele ser menor, por lo que podemos sobreentrenarlo con facilidad.

Es importante que los ejercicios encaminados a trabajar estos músculos no sean demasiado agresivos. Lo ideal es realizar 2 o 3 ejercicios para cada uno de ellos con 3 o 4 series cada ejercicio. En ningún caso podemos llegar a fatigar el músculo. Además, el peso siempre será menor que el que vamos a utilizar para los músculos más grandes.

El desarrollo de estos músculos puede ser igual de espectacular que el de los más grandes siempre y cuando los trabajemos correctamente, y es que es muy importante saber aislar el músculo en cuestión, que al ser pequeño normalmente no es el único que interviene en el levantamiento del peso. De ahí la importancia que tiene no pasarnos con los pesos para que no entren en escena otros grupos musculares que realicen el ejercicio en vez del grupo que nos interesa.

En Vitonica | Orden de los grupos musculares en sesiones de tonificación dirigida.
En Vitonica | Pequeños trucos para mejorar el entrenamiento con pesas
En Vitonica | Ejercicios de antebrazo, un gran olvidado que debe trabajarse
En Vitonica | Sobreentrenamiento: qué es y sus causas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario