Natación: consejos para ser el más rápido de la piscina

Sigue a

natacion.jpg

Ya estamos cerca del verano, y a pesar del mal tiempo, es temporada de piscina y todo lo que esto conlleva. Tenemos que mostrar nuestras habilidades en el agua. Para ello desde Vitónica os vamos a dar algunos consejos para mejorar la velocidad y la técnica a la hora de nadar.

Tres son los principales puntos a tener en cuenta si queremos ser los más rápidos nadando. Y no solamente son aplicables a los meses de verano, sino que debemos tenerlos en cuenta a lo largo del año si practicamos natación. Con estos consejos aumentaremos la resistencia, la velocidad, y adoptaremos una postura correcta y adecuada a la hora de practicar este deporte.

En primer lugar tenemos que controlar la respiración. En la mayoría de los casos esto no es posible porque alzamos el cuello para respirar y el cuerpo no queda alineado. Para evitar esto tenemos que concienciarnos de que nuestra cabeza debe permanecer alineada con nuestra espina dorsal, y a la hora de dar la brazada tenemos que girar la cabeza y coger aire del lado con el que damos la brazada.

En segundo lugar tenemos que dar las patadas propulsoras con la cadera y no con el tobillo, pues trabajamos en exceso el cuadriceps aumentando de esta manera la fatiga y perdiendo fuerza fácilmente. Para evitar esto es importante que iniciemos el movimiento desde la cadera con golpes rítmicos y controlados, evitando los golpes desproporcionados que nos restan fuerza y aguante. Debemos aprovechar la fuerza de muslos y caderas.

En tercer lugar tenemos que aumentar la calidad de la brazada. Por lo general tendemos a apoyarnos en las manos para propulsarnos, lo que nos produce un desgaste más rápido. Para evitar esto tenemos que aprender a concentrar nuestra fuerza en los antebrazos, que son más fuertes y aguantarán mejor el empuje. Para ello la mano y el antebrazo deben formar un bloque que hay que mover en conjunto. Además, es recomendable no abrir los codos demasiado pues nos debilita el movimiento y la potencia.

Si seguimos estos consejos este verano sin esfuerzo conseguiremos hacer los diez largos que prometimos a nuestro amigo, además de que los haremos con el mínimo esfuerzo. Eso sí, lograrlo no es del todo sencillo, sino que hay que practicar mucho para acabar con los vicios adquiridos a los largo de muchos años nadando mal.

En Vitonica | La natación, una buena elección parahacer actividad física
En Vitonica | La natación y los problemas de espalda (III) hiperlordosis -lumbar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios