Quemar calorías nadando

Sigue a Vitónica

natacion.jpg

Con el calor no nos apetece tanto practicar deportes al aire libre. Solamente queremos estar relajados y protegernos de las altas temperaturas. Pero esto no es bueno para nuestra salud, pues no debemos descuidar nuestros entrenamientos.

Una buena solución es la natación, un deporte que se practica en el agua paliando así las altas temperaturas de los meses estivales, y contribuyendo a que nuestro cuerpo se mantenga entrenado. Nadar nos ayuda a perder calorías y seguir en plena forma en verano.

La natación es un deporte que requiere de una determinada técnica para poder llevarla a cabo, y es que los movimientos deben ser efectivos para optimizar al máximo nuestra energía y nuestra resistencia. Lo ideal para optimizar los resultados es mantener la frecuencia cardiaca entorno al 60-80% del máximo.

Pero en contra de lo que mucha gente cree, una técnica depurada y efectiva es eficaz en competiciones o carreras, pero para quemar calorías es más efectivo no tener una buena técnica de natación. Cuando nadamos correctamente gastamos menos caloría porque realizamos menos movimientos, mientras que si no nadamos adecuadamente el movimiento y el gasto calórico es mayor.

Sea como sea, la natación es una buena forma de quemar calorías y eliminar grasas. Las personas que practican habitualmente este deporte tienen un cuerpo más estilizado debido a la adaptación del cuerpo al medio y la distribución de la grasa, que se localiza en zonas determinadas del organismo para evitar las bajas temperaturas del agua.

A pesar de todo, la natación es un deporte en el que se ejercitan grandes grupos musculares de brazos, tronco y piernas, que además de quemar calorías hace que se desarrollen, crezcan y necesiten más energía para funcionar. Es por ello por lo que el consumo calórico crece, al igual que la quema de grasas.

Para que la quema de calorías sea efectiva practicando natación lo ideal es combinar sesiones largas con sesiones intensas. Las sesiones largas a ritmo suave permiten que consumamos más calorías, pues resistiremos más y estaremos más tiempo nadando.

Si realizamos, por el contrario, sesiones más intensas en las que los cambios de ritmo sean habituales, lo que trabajamos es el sistema cardiovascular y la fuerza general de nuestros músculos.

En Vitonica | Consejos para ser el más rápido de la piscina
En Vitonica | Natación. Una buena elección para hacer actividad física

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario