Combate la depresión post-vacacional con deporte

Síguenos

correr

Para la gran mayoría de nosotros las vacaciones han llegado a su fin, o llegarán en los próximos días. La vuelta a la rutina después de casi un mes de vacaciones suele ser un tanto dura y en muchos casos traumática. En estos momentos lo que se suele producir es lo que se conoce como depresión post vacacional. Nosotros en este post queremos hacer algunas recomendaciones para paliar estos efectos mediante la práctica deportiva, una buena solución a este malestar.

Como siempre comentamos, el deporte es muy bueno para el organismo, y por ello su práctica es muy recomendable en cualquier época del año, edad y sexo. Ante todo hay que tener presente que es una válvula de escape, un buen momento para dejar los problemas y las preocupaciones a un lado, y por ello es una de las mejores soluciones para conseguir mejorar nuestro estado cuando acabamos de llegar de vacaciones y sentimos los ánimos por los suelos.

Generador de endorfinas

En primer lugar vamos a destacar la producción de endorfinas cuando practicamos actividades deportivas. Nuestro cuerpo al realizar un esfuerzo y una actividad física genera endorfinas en grandes cantidades. Esta sustancia es la conocida como hormona de la felicidad debido al efecto que tiene en el organismo. Por ello la práctica deportiva será una buena manera de mantenernos felices al regreso de las vacaciones y evitar así la depresión post vacacional.

Una distracción

Pensar en deporte también nos ayudará a combatir ese malestar, y es que realizar una rutina de entrenamiento, planificar los ejercicios o las diferentes disciplinas que vamos a practicar es una buena tarea para mantenernos entretenidos y evitar así caer en el aburrimiento y en la pena que puede suponer el regreso de las vacaciones. Además, podemos analizar nuestros gustos y personalidad a la hora de decantarnos por una u otra actividad a la hora de entrenar.

Fuera las preocupaciones

La práctica deportiva, una vez planificada, nos ayudará a evadirnos de las preocupaciones cotidianas. El deporte conlleva concentración y atención para la actividad que estamos realizando, y por ello es una buena manera de mantenernos distraídos. La práctica deportiva es una de las mejores válvulas de escape que existen, y es que mientras lo estamos llevando a cabo nuestra mente permanecerá relajada y ajena a todo lo que nos sucede alrededor.

Por estos motivos, además de la gratificación del trabajo bien hecho y de conseguir una buena salud, el deporte será un aliado perfecto a la vuelta de las vacaciones, ya que mediante su práctica conseguiremos hacer más llevadera la angustia y pena que conlleva el regreso. Además, entrar en rutina y establecernos unos parámetros y unas metas a seguir y conseguir, nos ayudará a adaptarnos mucho mejor a nuestro entorno cuando regresemos.

Imagen | Mr. T in DC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios