Compartir
Publicidad

Alzheimer: ensayo clínico y recomendaciones de prevención

Alzheimer: ensayo clínico y recomendaciones de prevención
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sabréis, recientemente se ha celebrado el Día Mundial del Alzheimer, una fecha seleccionada para incitar a la sociedad a tomar conciencia de este mal, así como hablar sobre medidas para su tratamiento y curación. Cabe destacar el anuncio de un ensayo clínico de una vacuna y tratamiento contra el mal de Alzheimer.

El anuncio, que coincide con la celebración del día mundial de esta enfermedad, lo ha realizado una empresa farmacéutica española, que habla del ensayo en España y Estados Unidos de una posible vacuna y tratamiento para el Alzheimer.

El objetivo del ensayo clínico es probar en sujetos sanos una vacuna que estimula al sistema inmunitario para producir anticuerpos contra las proteínas beta-amiloides 40 y 42, responsables en gran parte de la enfermedad. Estas proteínas se acumulan en el cerebro formando placas, que son las que provocan la destrucción neuronal y otras consecuencias negativas a nivel orgánico.

La noticia también comenta la existencia de unos kits para detectar la presencia en sangre de proteínas beta-amiloides, lo cual permitiría la detección realmente precoz de la enfermedad, incluso antes de que aparezca sintomatología observable.

Además, también se habla de una fórmula para tratar a los pacientes en los que ya se haya instaurado la enfermedad, aplicando diversas técnicas para ralentizar la enfermedad y elevar la calidad de vida de las personas que la sufren.

A la información dada en la noticia, cuya fuente podéis consultar al final del texto, me gustaría añadir unos consejos generales, aunque útiles, sobre estrategias de prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Ejercicio físico y mental para prevenir el Alzheimer

En cuanto al ejercicio mental, hay evidencia de que hay factores que actúan como protectores ante la aparición de demencias, ya sea de Alzheimer u otro tipo. El nivel de estudios, así como hábitos como la lectura, conocer idiomas, tocar instrumentos musicales, y otras actividades complejas a nivel mental ayudan a que las demencias aparezcan de una forma más tardía y atenuada.

Por desgracia no podemos decir que eliminen la probabilidad de que aparezca esta u otras enfermedades. Es más, hay casos de personas muy saludables que sufren una demencia con todas sus consecuencias, pero lo que está claro es que hay todavía más casos de personas con hábitos poco saludables que están más predispuestos a sufrir de forma severa estas y otras patologías.

Desde el ámbito físico, también hay pruebas de que mantener una buena salud física, con estilo de vida activo y saludable, actúa como factor protector. Mantener la independencia durante más tiempo y evitar la severidad de la progresión de los síntomas son las principales aportaciones de un estilo de vida saludable, mantenido durante años.

Aunque la investigación científica logre un fármaco eficaz para la prevención o curación de estas enfermedades, el estilo de vida saludable, a nivel físico y mental, va a continuar siendo un requisito para garantizar un envejecimiento saludable.

Por esto, una vez mas, os animo a inculcar en vuestro entorno la prevención de estas y otras enfermedades desde ya, con una medicina que ya se practicaba desde tiempos remotos y que ahora tiene más evidencia científica que nunca como prevención y tratamiento de gran cantidad de enfermedades físicas y mentales: el ejercicio físico.

Fuente | EuropaPress Imagen | Doro y el mundo...

En Vitonica | El ejercicio como factor protector del cerebro que envejece

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos