Compartir
Publicidad

El uso de podómetro ayuda a los mayores a caminar más

El uso de podómetro ayuda a los mayores a caminar más
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un consejo muy saludable es recomendar a las personas mayores que hagan ejercicio. Sobre todo se les suele recomendar caminar, por sus altos beneficios y pocos contras (salvo patologías que lo contraindiquen). El caso es que cuando el médico u otro profesional sanitario recomienda “caminar”, esta indicación puede resultar insuficiente. Ahora un estudio ha comprobado que el uso de un podómetro ayuda a los mayores a caminar más.

El estudio consistión en seleccionar 330 adultos dedentarios mayores de 65 años para participar en un programa de ejercicio con seguimientos periódicos, realizando dos grupos. A un grupo se le pidió que aumentaran el tiempo diario de actividad física, mientras que a otro grupo se le dio un podómetro y se les indicó una serie de pautas de pasos que debían cumplir. El uso del podómetro sirvió para que las personas mayores caminaran más.

En el seguimiento realizado al año, ambos grupos tenían una actividad física mayor y caminaban más distancia que la que recorrían antes de iniciar el estudio, pero los usuarios de podómetro caminaban mayor distancia a la semana. Además, en ambos grupos de ejercicio se registraron mejoras a nivel de salud, como normalización de la tensión (presión) de la sangre, efecto lógico que se da con el ejercicio regular.

Se que el estudio no es de quebrarse mucho la cabeza, pero está bien saber que no es suficiente dar pautas genéricas de “haga más ejercicio” o “tiene que caminar más”, sino que el uso de una ayuda tan simple como el podómetro puede ayudar a la persona mayor a controlar su nivel de ejercicio físico e irlo mejorando poco a poco.

Si decimos a una persona mayor sedentaria “que camine más todos los días”, hay quien caminará 15 minutos diarios y le parecerá una tortura, y otras personas (abuelos de más de 80 años que he conocido) caminaban 10 km diarios como paseo.

Hay que establecer unas pautas mínimas sobre lo que es actividad y ejercicio para una persona, puesto que no es lo mismo para unos que para otros. Explicarlas de forma precisa es útil para ayudar a que la persona siga las instrucciones. Es mas fácil seguir una instrucción de “camine 10.000 pasos diarios” que simplemente “trate de caminar mucho al día”, y el uso del podómetro u otros sistemas puede ser muy útil para animar a aquellos que les cuesta salir del sofá y que ellos mismos sean capaces de ir mejorando su rendimiento.

Eso sí, ya puestos, os recuerdo que es necesario incluir otro tipo de ejercicios para personas mayores, como puede ser clases grupales en las que se trabaje de forma aeróbica, se mejore equilibrio, coordinación… y no tengamos miedo a los ejercicios de pesas en personas mayores.

En Vitonica | Prescribir ejercicio físico a adultos mayores

Fuente | Público.es
Imagen | Nisa Yeh

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos