Las razones más frecuentes que nos alejan del gimnasio

Sigue a

gimnasio


Si estás por comenzar el gimnasio y quieres prevenir el abandono precoz del mismo, quizá debas conocer cuáles son las razones más frecuentes que nos alejan del gimnasio para así evitarlas al momento de escoger un centro de fitness o gimnasio al que asistir habitualmente.

Algunas razones que pueden ayudarnos a tomar la decisión de abandonar el gimnasio y que por ello, debes evitarlas al escoger tu lugar de entrenamiento son:

  • No te asesoran correctamente: si notas que en el gimnasio no te orientan, nunca te prestan atención y los monitores no colaboran en el logro de tus objetivos o ni los conocen, excepto que tengas muy buenos conocimientos, acabarás por no encontrar estímulo suficiente ni utilidad en el gimnasio.
  • Está saturado de gente: si el gimnasio escogido se satura de gente al punto que no encuentras equipamiento que puedas emplear y esto entorpece tu trabajo, claramente será una razón muy importante que puede estimularte a dejar el gimnasio.
  • Está alejado de nuestra casa: si tenemos que recorrer una larga distancia para asistir al gimnasio, es probable que nos demande mucho tiempo el traslado y que por esta razón, muchas veces acabemos decidiendo no ir hasta finalmente desmotivarnos y alejarnos definitivamente del mismo.
  • No tiene un ambiente adecuado a tí: si no te sientes cómodo con el ambiente porque no hay gente que comparta tus objetivos o que pueda ayudarte para lograrlos, ni tampoco encuentras un buen clima que estimula el entrenamiento, entonces, puedes perder motivación y hasta sentir desgano al momento de ir al gimnasio.
  • Es muy costoso: si consideras que los costos del gimnasio son demasiados elevados con respecto a otros y en relación con el servicio que se ofrece, puede ser una excelente razón para alejarte del mismo. Evita escoger un gimnasio que consideres tiene un precio demasiado elevado.
  • Poca flexibilidad: si tienes que postergar una clase o un horario y no puedes recuperar tu turno después, si tienes pocos horarios de clases a los cuáles asistir o si no te permiten modificar algunos ejercicios acorde a tus gustos, quizá la poca flexibilidad en el gimnasio condicione tus deseos de ir y te aleje poco a poco.


Ya sabes ahora cuáles son las razones que con frecuencia nos alejan del gimnasio, por lo tanto, intenta que no estén presentes en tu centro de fitness y las probabilidades de abandonar tu asistencia serán menores.

Imagen | UNE Photos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios