Los riesgos de mezclar alcohol con bebidas energéticas

Síguenos

bebidas.jpg

La mayoría de las personas consume bebidas alcohólicas cuando sale de fiesta o celebra algún acontecimiento. En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda mezclar el alcohol con las bebidas energéticas, ya que el efecto que se consigue es muy diferente al resultante de la mezcla con un refresco cualquiera.

Esta práctica cada vez está más extendida y parece ser una buena forma de aguantar más las horas de diversión. Pero las voces de alarma al respecto se han alzado, y algunos especialistas en la materia como los que forman el departamento de Psicobiología en la Universidad Estatal de Sao Paulo en Brasil, han puesto de manifiesto los riesgos que esta mezcla puede tener para nuestro organismo, ya que la combinación de dos bebidas tan dispares puede traernos algún que otro problema.

Antes que nada debemos saber que las bebidas energéticas se crearon principalmente para ser consumidas por deportistas o personas que tienen una alta actividad física. Básicamente este uso se debe a las altas dosis de sustancias estimulantes que contienen entre las que destaca la cafeína, que actúan sobre nuestro organismo excitándolo y manteniéndolo activo para afrontar la actividad física.

Por otro lado es importante que sepamos que el alcohol consumido en exceso puede producir un efecto depresivo que hace que nuestro estado de ánimo baje. Es una forma que el cuerpo tiene de avisar de que no necesitamos beber más alcohol. Si por el contrario mezclamos las bebidas alcohólicas con las energéticas, este efecto depresor desaparecerá, es decir, la cafeína y los demás estimulantes encubrirán los efectos del alcohol y nos mantendrán eufóricos por más tiempo.

Esta situación nos llevará a ingerir mayores cantidades de alcohol que nuestro cuerpo absorbe, y a pesar de que no nos damos cuenta a causa de los efectos de las bebidas energéticas, la cantidad de alcohol en sangre está ahí, y sus efectos repercutirán en nuestro organismo apareciendo todos de repente. Por lo general cuando el cuerpo avisa es porque ya hay demasiada cantidad de alcohol en la sangre.

El consumidor de este tipo de combinados no es consciente de las cantidades de alcohol que ingiere pudiendo tener problemas como cirrosis, hígado graso, enfermedades hepáticas… Derivadas del consumo excesivo de alcohol. A estos inconvenientes hay que sumar el alto poder estimulante de las bebidas energéticas, pues contienen altas cantidades de cafeína o taurina que son la causa directa de una aceleración del ritmo cardiaco pudiendo derivar en problemas como arritmias u otra serie de trastornos cardiovasculares.

Es importante que tengamos en cuenta que el alcohol y las bebidas energéticas son un combinado explosivo para nuestro organismo, por ello es aconsejable evitarlo en la medida de lo posible, ya que estaremos salvaguardando nuestra salud.

Vía | Consumer
Imagen | SXC

En Vitonica | ¡Cuidado con las bebidas energéticas!
En Vitonica | Algunos ingredientes de las bebidas energéticas pueden perjudicarnos
En Vitonica | La cafeína y su rol de “quema grasas”

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario