Sigue a

kneecap

La artritis u osteoartritis y artrosis son un proceso degenerativo de las articulaciones, en concreto del cartílago de la articulación. Es común con la edad, ese desgaste articular es fruto del uso de las articulaciones. Y como el cartílago no esta vascularizado y no puede regenerarse, cada vez que perdemos algo de cartílago no hay vuelta atrás.

La masa muscular juega un papel crucial en esta patología. Un mayor tamañano de la masa muscular así como una mayor fuerza ayuda a estabilizar las articulaciones y previenen movimientos inadecuados de la articulación que podrían provocar un mayor deterioro.

Un estudio de 30 meses de la Mayo Clinic con 265 sujetos varones y mujeres con artritis de rodilla comprobó que un cuadriceps fuerte reducia la pérdida de cartilago articular de la rótula, asi como reducción en dolor y la incapacidad funcionalidad. Aquellos con mayor fuerza en el cuadriceps tenían la mejor funcionalidad en la artiuclación de la rodillla.

No obstante, la fuerza en el cuadriceps no lo es todo. A la hora de prevenir cualquier problema articular en la rodilla la fuerza de glúteos e isquiosurales adquiere gran relevancia. La mayoría de la gente a la hora de sentarse o realizar sentadillas, su grupo muscular dominante es el cuadriceps.

La consecuencia de que haya un predominio del cuádriceps sobre otros grupos musculares para realizar estas actividades supone un estrés excesivo en la de la rodilla contribuyendo al deterioro de la articulación de cara al futuro.

Unos cuadriceps fuertes son necesarios e improtantes pero también lo es la cadena muscular posterior y aprender cómo realizar la mecánica de los movimientos para prevenir la artritis de rodilla.

Referencia I Arthritis & Rheumatism, published online, 2009.

Imagen I sebastien.barre

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios