Cinco trucos para no perder de vista tus propósitos de Año Nuevo

Sigue a Vitónica

Metas

Ya estamos a finales de Enero y, para algunos, cumplir con las promesas de 2013 se hace muy cuesta arriba. Los deseos de bienestar como empezar una dieta o acudir más a menudo al gimnasio parecen sencillos al principio, pero para esos momentos de debilidad hemos recopilado cinco trucos para no perder de vista tus propósitos fitness de Año Nuevo.

Los primeros días estamos llenos de energía y de ganas de cumplir nuestros objetivos, pero al pasar las primeras semanas… Para no perder esa motivación que necesitamos, aplica estos cinco pequeños gestos que pueden marcar la diferencia entre llegar a buen puerto o quedarse en el camino.

    ¿Quieres ser más asiduo al gimnasio pero no encuentras la motivación necesaria? ¡Busca un compañero de entrenamiento! Si tienes cerca a alguien que te exija a la vez que te motive, todo será mucho más llevadero.
    ¿O por qué no hacer del entrenamiento un verdadero reto? Organiza con tus amigos pequeñas competiciones de dominadas, flexiones, burpees… El deseo de superación se encuentra presente en todos nosotros, y la competencia sana con los amigos puede ser un arma muy poderosa.
    Busca inspiración en la música. Una buena sesión de entrenamiento siempre se hace más amena con buena música de fondo. ¿Qué te parece preparar una playlist especial para cada grupo muscular? Más cañera para el día de pierna, un poco más chill-out para acompañar los abdominales…
    Escribe en un papel tu objetivo y ponlo bien a la vista: en la puerta de salida de tu casa, cerca de la pantalla del ordenador, o en cualquier sitio en el que lo tengas presente. Saber cuál es tu meta te ayudará a no desviarte del camino correcto.
    Date un premio cuando alcances pequeños objetivos: ¡te lo mereces! Después del trabajo duro viene una buena recompensa, así que date un premio. Puede ser material deportivo nuevo, alguna actividad especial al aire libre con los amigos, una tarde de relax en el cine… Cualquier cosa que te apetezca y que tú sientas como un regalo.

Espero que con estos consejitos y un poco de voluntad podamos cumplir con nuestros propósitos de 2013: ¡ánimo a todos! ¿Cómo lo lleváis?

En Vitónica | Consigue tus propósitos de Año Nuevo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios