Compartir
Publicidad
Alimentos ecológicos o "eco": ¿merece la pena meterlos en tu carrito de la compra?
Alimentos

Alimentos ecológicos o "eco": ¿merece la pena meterlos en tu carrito de la compra?

Publicidad
Publicidad

Los alimentos ecológicos o "eco" son hoy en día una variante más dentro de todas las posibilidades que nos abre un supermercado, pero debido a sus aun controvertidos beneficios y su alto costo nos preguntamos, ¿merece la pena meterlos en tu carrito de la compra?

Qué es un alimento ecológico o "eco"

Un alimento ecológico, también llamado "eco" o "bio", es aquel derivado de una producción sin ningún tipo de químico tóxico. Es decir, son alimentos producidos sin fertilizantes, sin pesticidas, sin antiobióticos ni hormonas, y en el caso de que reciba un procesamiento, no incluyen aditivos sintéticos.

Según el Reglamento Europeo un alimento es ecológico cuando se produce combinando prácticas que promueven la preservación de recursos naturales y la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal. Son productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales en su totalidad.

El caso de los procesados ecológicos, sólo pueden denominarse como tal aquellos que posean un 95% o mayor proporción de sus ingredientes agrarios de origen ecológico, de lo contrario no podrán etiquetarse como alimentos "eco" o "bio" ni llevar el logo que identifica a este tipo de productos.

1366 20004

Las diferencias entre los "eco" y los demás alimentos

Cada vez son más las personas que se apuntan a una alimentación basada en alimentos ecológicos, muchos de ellos sólo por respetar el medio ambiente y los animales aunque también hay quienes lo hacen bajo la creencia de que se trata de alimentos más sanos.

Sea cual sea el motivo de su elección, los alimentos ecológicos suelen ser muy distintos de los demás alimentos y a continuación mostramos sus principales diferencias:

Están libres de disruptores endócrinos

Los disruptores endócrinos son sustancias que pueden alterar las hormonas en nuestro organismo y afectar por ello la salud de diferentes formas.

Todas estas sustancias son de origen exógeno y muchas de ellas derivan de los procesamientos industriales así como de la agricultura intensiva que emplea diferentes químicos como fertilizantes, pesticidas y demás.

Los alimentos ecológicos, por emplear sólo procesos naturales y sustancias orgánicas en los mismos, están libres de disruptores endócrinos y por lo tanto, pueden ser "menos nocivos" para nuestro organismo que los demás alimentos cuya producción emplea diferentes químicos.

Eco

Pueden ser más nutritivos

Aunque no siempre sucede de esta forma, algunos alimentos ecológicos pueden ser más nutritivos que los producidos de forma tradicional en la actualidad, como es el caso de las naranjas ecológicas que concentran más vitamina C según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia.

De igual manera, la leche producida de forma ecológica puede tener más omega 3 que la convencional debido a la alimentación que reciben los animales, y también pueden ser más concentrados en vitamina E con función antioxidante como señala una investigación publicada hace un par de años.

Sin embargo, no siempre los alimentos generados a partir de una producción ecológica son más nutritivos, sino que mucho dependerá del lugar de origen así como de las prácticas ecológicas aplicadas en cada caso particular, pues en una revisión publicada en la American Journal of Clinical Nutrition no se observaron diferencias nutricionales entre alimentos orgánicos y convencionales.

1366 2000

Son amigables con el medio ambiente

Por no poner en práctica una agricultura intensiva, en la cual se emplean diferentes químicos para producir en poco tiempo más cantidad y alimentos rentables, los alimentos ecológicos son amigables con el medio ambiente.

Favorecen los ciclos naturales de producción, velan por el bienestar de los animales y tienen un impacto ambiental inferior por no usar químicos que entre otras cosas, dañan tierras, salud animal e incluso, humana si se acumula en nuestro organismo o se prolonga la exposición a los mismos.

Sin lugar a dudas los alimentos ecológicos son más amigables con la naturaleza y por ello, ayudan al cuidado del medio ambiente y todos los que vivimos en él.

1366 2000 9

Tienen mayor costo

Los diferentes químicos que se emplean en la producción de alimentos convencionales, se utilizan con la finalidad de incrementar la rentabilidad ante todo.

Al controlar plagas los pesticidas reducen las pérdidas, los fertilizantes favorecen el desarrollo de cultivos y así aceleran el proceso de crecimiento, mientras que también ayudan a obtener en una misma tierra, una y otra vez alimentos.

Es decir, los químicos ayudan a reducir costos de allí que los alimentos ecológicos posean un precio considerablemente superior a sus pares convencionales y ésta es quizá una de las razones por las cuales muchos se inhiben al momento de su compra.

1366 20001

¿Merece la pena comprar alimentos ecológicos?

Si sólo nos guiamos por la calidad nutricional de un alimento, debemos saber que no siempre este aspecto justifica la compra de alimentos ecológicos.

Sin embargo, los alimentos ecológicos pueden influenciar nuestra salud mediante el menor impacto ambiental que poseen y así, ser recomendables 100% para sumar a nuestra mesa.

Dado su alto precio, lo más aconsejable es seleccionar muy bien qué alimentos ecológicos comprar, dando prioridad a aquellos como frutas y verduras que frecuentemente consumimos frescas y por ello es más probable que sean vehículo de químicos tóxicos para nuestro cuerpo, u otros alimentos que solemos consumir frescos.

Un procesado ecológico, por envase, traslado y demás siempre tendrá mayor impacto ambiental que un alimento ecológico fresco, por ello, si queremos aprovechar al máximo los alimentos "eco", mejor optar por aquellos que más beneficios ofrecen y así, no producir gran impacto a nuestro bolsillo.

Bibliografía consultada | Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, 2014; Universidad Politécnica de Valencia, 2010; British Journal of Nutrition, Volume 115, Issue 6 28 March 2016 , pp. 1043-1060; The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 90, Issue 3, 1 September 2009, Pages 680–685, https://doi.org/10.3945/ajcn.2009.28041 y Environmental Science & Policy, Volume 9, Issues 7–8, November–December 2006, Pages 685-692.
Imagen | Laurel F e iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio