Compartir
Publicidad
¿Basamos nuestra alimentación en una pirámide alimentaria desastrosa?: cambios impactantes (I)
Alimentos

¿Basamos nuestra alimentación en una pirámide alimentaria desastrosa?: cambios impactantes (I)

Publicidad
Publicidad

En teoría, con el paso de los años, las pirámides alimentarias oficiales han ido modificándose y evolucionando para poder adaptarse de mejor modo a las necesidades actuales, la diversidad nutricional existente y a los nuevos avances científicos.

Si hacemos un rápido repaso, podemos ver los cambios generales que ha sufrido pero si nos fijamos sustancialmente, nos daremos cuenta de que las recomendaciones básicas siguen siendo las mismas. ¿Basamos nuestra alimentación en una pirámide alimentaria desastrosa?

Echando la vista atrás: evolución de la pirámide

Por la década de los años 70, los suizos comenzaron a publicitar las primeras recomendaciones nutricionales en base a las posibilidades alimentarias de aquella época, pero fue sin duda la pirámide creada por USA en el año 1992 la que sentó las bases oficiales de nutrición como patrón generalizado.

pirámide alimentaria

Haciendo un repaso rápido, las dogmas alimentarias a seguir son claramente diferenciadas por sus escalones. Base nutricional por excelencia: cereales y pastas (6-11 raciones diarias), seguido de frutas y verduras. En el tercer escalón por fin asoma la cabeza el grupo proteico (2-3 raciones diarias) compartiendo puesto con la leche y derivados, para acabar finalmente con el grupo de grasas, aceites y dulces.

Claro, conciso y simple. Pero ¿realmente beneficioso?...Lo dejamos para un poquito más adelante.

Años más tarde, en el 2005, la adaptación visual más que evolución, propició un nuevo cambio estético a la pirámide preestablecida por los estadounidenses en el año 1992. Y digo estético porque únicamente cambió el modelo infográfico, pasando de los tradicionales escalones a una nueva pirámide compuesta por franjas coloridas verticales, pero siguiendo con la misma información que teníamos hasta ese momento.

pirámide nutriconal
Un cambio colorido pero sin modificaciones ni cambios sustanciales en los patrones nutricionales que se venían recomendando

Modificaciones más actuales

Vamos viendo que desde los años 70, que comenzaron las primeras recomendaciones nutricionales, hemos sido testigos de varias actualizaciones de la pirámide alimentaria pero, si nos fijamos bien, ninguna ha cambiado las bases nutricionales preestablecidas, variando únicamente la imagen de presentación.
Veamos cómo han ido las últimas actualizaciones.

En el año 2011 la FAO fue la encargada de dar otra vuelta de tuerca a la tradicional pirámide alimentaria proponiendo algunos cambios no contemplados hasta ese momento. Buscando ser algo más que una lista de alimentos, la FAO apostó por incluir de forma infográfica aspectos físicos y hábitos saludables como referente a seguir en una vida saludable.

pirámide FAO
Hábitos saludables y recomendaciones físicas necesarias pero, ¿qué hay de las actualizaciones nutricionales? De momento seguimos sin cambios...

Y no solo eso, sino que si echamos un vistazo a la propuesta innovadora de pirámide alimentaria por parte de la FAO, vemos que no aparecen el grupo proteico de carnes y pescados, y tampoco hay rastro de lo huevos... Algo sin duda increíble ¿qué os parece?

Última actualización piramidal

En el año 2015, se expusieron las últimas recomendaciones nutricionales por parte de la SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria). En este caso sí encontramos algunas modificaciones sustanciales, además de la inclusión de mantener estilos de vida saludables, pero con revelaciones que dejan bastante que desear...

pirámide nutricional SNEC

Como puntos a favor se incorpora el aceite de oliva en el segundo eslabón, como ejemplo de grasa saludable a consumir y, por lo menos, se han acordado de incluir el grupo proteico de carnes y pescados...aunque si lo analizamos, de un modo bastante desastroso.
Se sigue manteniendo, como desde hace décadas, un eslabón principal basado en cereales y derivados refinados, manteniéndolos a la misma altura que legumbres y granos enteros y sin hacer distinciones entre unos y otros; pero, además:

En la nueva actualización de la SENC las carnes rojas se separan del resto de carnes y huevos, y se unen a los embutidos equiparándose con el escalón de bebida ocasional alcohólica.
¡Realmente desastroso!

Conclusiones

Después de analizar la evolución de las pirámides alimenticias en las últimas décadas algo queda de manifiesto: se modifica poco sustancialmente (que es lo que interesa, no los dibujos) y **parte de las mínimas modificaciones son realmente alarmantes:

Carnes rojas = Salchichón = Alcohol ocasional
¿Dónde vamos a llegar?

En la segunda parte de esta miniserie de post sobre la alimentación y las pirámides nutricionales oficiales, analizaremos la estructura de la pirámide alimentaria oficial y de nuestras necesidades reales nutricionales. ¿Basamos nuestra alimentación en una pirámide alimentaria desastrosa? Cambios reales y necesarios.

En Vitónica | Pirámide del ejercicio físico

Imágenes |iStockPhotos, Wikipedia, SENC, FAO

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio