Compartir
Publicidad
Publicidad

En Estados Unidos ponen a dieta el Happy Meal

En Estados Unidos ponen a dieta el Happy Meal
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es mala la idea de empezar a abordar el problema de obesidad desde abajo y en los Estados Unidos una de las medidas que se ha tomado es disminuir la cantidad de calorías del Happy Meal. Este famoso menú para niños de la conocida McDonald’s quizá se estaba convirtiendo en un plato demasiado frecuente para los pequeños americanos y dar un pasito hacia lo saludable era inevitable.

Ahora la hamburguesa parasará de los noventa a los cuarenta y cinco gramos y la mitad de ración de patatas fritas. Además, el happy meal irá acompañado de una bolsita con trozos de fruta y un batido con leche desnatada, algo que antes era opcional pasa a ser un fijo del menú. Con esto se pretende disminuir de las 600 kca el menú y también mejorar la calidad de los nutrientes, ya que habría menor cantidad de grasas y mayor de vitaminas.

El cambio en esta importante cadena de tiendas de comida rápida es lógico, hay mucha presión sobre ellos y desde hace tiempo se quieren quitar la fama de ser en parte los culpables a contribuir en la obesidad de la población. Este cambio no va a significar que la marca pase a ser un establecimiento de comida ideal, pero es un pequeño paso o digamos “un mal menor”.

Los próximos pasos serán el reducir la cantidad de sal de los alimentos y rebajar los niveles de grasas saturadas de los menús, un tema que también es importante ya que en un solo menú se suele sobrepasar la cantidad diaria recomendada. En España somos pioneros en añadir alimentos más saludables al Happy Meal pero en los Estados Unidos todavían no han dado ese paso, que se producirá a partir de Septiembre en más de 14000 establecimientos.

A mí me sigue pareciendo crucial la cuestión de la educación alimentaria en los niños. Por mucho que queramos forzar a que se coma sano, el aprender y convertir en costumbre que alimentos como las frutas y verduras las tenemos que comer a diario, que debemos repartir las comidas en 4-5 al día y diferencias los alimentos ricos en grasas y azúcares para limitar su ingesta diaria, es algo mucho más valioso que disminuir en 100 kcal un menú de una cadena de comida rápida.

Y en el caso de comer en este tipo de establecimientos seguimos insistiendo en lo mismo, si lo hacemos de manera esporádica no tiene que ser un problema. Lo perjudicial comienza cuando este tipo de menús se convierte en un habitual en nuestra dieta, quitándole el puesto a alimentos más saludables con menos calorías, sal y más ricos en vitaminas, minerales y grasas insaturadas.

Más información | Público
Imágen | Calgary Reviews

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos