Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Es una buena elección sustituir la comida por un bocadillo?

¿Es una buena elección sustituir la comida por un bocadillo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La falta de tiempo en nuestro día a día es la causante en muchos casos de que no podamos dedicar un mínimo de atención a nuestra alimentación, que la relegamos a un segundo plano y acabamos comiendo cualquier cosa que nos perjudica más que nos ayuda.

Cuando esto sucede solemos echar mano de comida precocinada que nos aporta muy pocos nutrientes y sí una gran cantidad de grasas saturadas y colesterol. Otras veces recurrimos a prepararnos un bocadillo, una forma rápida de tener algo que llevarnos a la boca para matar el hambre y nutrirnos. Pero, ¿es bueno para nuestra salud?

La respuesta a esta pregunta es que no es del todo bueno ni del todo malo. Los bocadillos, sobre todo cuando los preparamos nosotros, llevan ingredientes naturales que controlamos nosotros y que añadimos a nuestro gusto, con lo que garantizamos el control de calidad, pues podemos decidir añadir vegetales, carnes, pescado, huevo... El bocadillo acepta todos los alimentos que queramos.

Por otro lado no debemos olvidar que la base de un bocadillo es el pan, que nos aporta grandes cantidades de hidratos de carbono, si utilizamos pan integral los beneficios serán aún mayores, pues ayudamos a una mejor eliminación de las grasas a través de la fibra que aporta el cereal entero. Pero un exceso de hidratos de carbono no es siempre beneficioso, sobre todo en personas sedentarias, pues el cuerpo tenderá a almacenar esos hidratos en forma de grasas para futuros usos, con lo que engordaremos.

Visto de esta manera un bocadillo puede ser una buena solución a la falta de tiempo para prepararnos la comida. Pero no debemos olvidar que el aporte nutricional, por muy variado que sea nunca va ser igual que el de una comida. Además, estará desequilibrado, pues los hidratos superarán al resto de nutrientes. Es por esto por lo que comer un bocadillo puede desencadenar desequilibrios en nuestro organismo.

Para evitar esos desequilibrios debe realizarse un desayuno fuerte lleno de nutrientes y una cena de las mismas características si vamos a comer un bocadillo. Además, en ambas comidas tenemos que evitar los hidratos para igualar ese exceso que hemos obtenido con el bocadillo.

Normalmente la gente que come bocadillos no suele compensar con la comida ni la cena, y eso es lo que da tan mala fama a este alimento, que puede ser una buena fuente de nutrientes rápida para nuestro organismo. Además, siempre será mejor solución que la comida preparada industrialmente.

En Vitonica | Comida rápida, ¿descontrola nuestro apetito? En Vitonica | Quitando calorías a la comida rápida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos