Publicidad

La nuez americana, mi último descubrimiento en frutos secos

La nuez americana, mi último descubrimiento en frutos secos
5 comentarios

De vez en cuando uno se encuentran con sorpresas cuando va a la compra. Es lo que me ha pasado con la nuez americana o nuez pecana, mi nuevo descubrimiento en frutos secos. Su aspecto alargado da más bien la impresión de ser una especie bellota pero una vez abierta, no hay duda de que es prima hermana de la nuez.

En cuanto a composición nutricional, la nuez americana es similar a la nuez común tal y como la conocemos. Rica en grasas insaturadas y un 10% de proteínas. Lo que más me ha sorprendido es su sabor, que se asemeja a la de una nuez recién cogida del árbol. Y os preguntaréis...¿cómo sabe una nuez recién cogida del árbol?

No exactamente igual que las que podemos comprar en el supermercado. No están tan secas y el sabor es más agradable, incluso diría concentrado. Así, las nueces americanas me han sorprendido gratamente. Su cáscara es lisa y se pueden pelar, no sin cierta dificulad, sin necesitar un martillo o cascanueces. El tendero que me las vendió me dio un consejo muy útil: coger dos nueces en la misma mano y apretarlas una contra otra, con poca fuerza acaban cascándose y se puden pelar.

También me parece un punto a favor que los frutos secos no vengan en una bolsa, sino que tenemos que deshacernos de la cáscara para comerlos. Da la sensación de estar menos adulterados. Sin duda, ha sido mi descubrimiento frutero del mes. Eso sí, son algo más caras que la nueces convencionales.

¿Conocíais esta variedad de nuez? Si no las habéis probado, os las recomiendo.

Imagen | Wikimedia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios