Compartir
Publicidad
¿Sabemos realmente lo que compramos o nos sugestionan las "etiquetas trampa" de ciertos alimentos?
Alimentos

¿Sabemos realmente lo que compramos o nos sugestionan las "etiquetas trampa" de ciertos alimentos?

Publicidad
Publicidad

Estamos acostumbrados a que gran cantidad de los productos que compramos luzcan envases atractivos y coloridos donde, casi siempre, las frutas toman una relevancia absoluta. ¿Influye este tipo de publicidad en nuestros hábitos alimenticios?, ¿sabemos realmente lo que compramos o nos sugestionan las "etiquetas trampa" de ciertos alimentos?

Tras revisar más de 40 productos que presumen de contener frutas como ingrediente principal, la OCU lo tiene claro: la fruta se queda únicamente en reclamo y lamentablemente, en muchas ocasiones, acaban induciendo al comprador a engaño.

¿Dónde está la fruta de estos productos? ¿De verdad es un ingrediente fundamental de estos alimentos?

Pues parece ser que la apariencia fresca y saludable que ofrecen ciertos envases de alimentos que realmente están repletos de aromas, colorantes o azúcares, sí que influye a la hora de llenar nuestra cesta de la compra. Un motivo por el cual la OCU ha puesto en marcha la campaña #etiquetastrampa donde intenta denunciar el engaño publicitario al que se recurre para presentar ciertos alimentos como saludables.

Y es que no es raro encontrar productos como refrescos, zumos, cereales o yogures, entre otros muchos, donde la presencia de fruta es mínima y que, sin embargo, lucen etiquetados repletos de imágenes con estos alimentos para promocionar una apariencia más saludable. ¿Estamos ante publicidad engañosa dentro de lo legalmente consentido?

La OCU lo tiene claro, en muchos de estos productos las cantidades de azúcares añadidos triplican las cantidades de fruta que contiene el alimento y, sin embargo, se nos vende como producto saludable, a través de un envase fresco y apetecible cuando la realidad es que, salvo en raras ocasiones, estos productos no superan el 2% de contenido en frutas.

Lo que hace falta es comer fruta, no alimentos procesados que presumen de tenerla y en cuya composición la fruta es solo un porcentaje casi residual, pese a su denominación o las fotos del envase

Dentro de la campaña de la OCU podemos visualizar diferentes ejemplos de productos que destacan imágenes de ingredientes saludables en sus envases y cuando realmente apenas los contienen.

yogur Menos del 2% de contenido en fresa

Reclamación de la OCU

Por este motivo, a través de la campaña #etiquetastrampa, la OCU denuncia la necesidad de exigir un porcentaje mínimo de contenido en fruta para poder ser incluida dentro del etiquetado del producto, sin recurrir al uso de aromatizantes y colorantes como estrategia para visibilizar una presencia de frutas.

"Etiquetas confusas, incompletas y que tienen como efecto el engaño del consumidor que compra el producto pensado que tiene unas cualidades que en realidad no posee"

De este modo, invita a que los productos que contengan imágenes destacadas de frutas en sus envases, corroboren en su etiquetado el contenido real del mismo, de forma que lo que se publicite en el formato corresponda realmente con uno de los ingredientes mayoritarios del producto.

También piden que se adopten ciertos cambios en la normativa para evitar que se recurran a las clásicas fórmulas publicitarias de "sabor a" que permiten vulnerar la prohibición de anunciar mediante imágenes la presencia de ciertos ingredientes que el producto no contiene.

Y vosotros qué pensáis: ¿sabemos realmente lo que compramos o nos sugestionan las "etiquetas trampa" de ciertos productos?. Una campaña que tiene como objetivo terminar con el engaño publicitario a través de etiquetas engañosas que invitan a pensar en "lo que realmente no hay".

En Vitónica | Propósito de mayo: aprende a leer las etiquetas nutricionales de los alimentos
Imágenes | ocu.org

Vía | ocu.org

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos