Compartir
Publicidad

Seguir una dieta mediterránea podría estar asociado con un menor riesgo de padecer anorexia

Seguir una dieta mediterránea podría estar asociado con un menor riesgo de padecer anorexia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Efectivamente, seguir una dieta mediterránea podrá estar asociado con un riesgo menor de padecer trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia nerviosa. Al menos eso es lo que sugiere un reciente estudio. Estos investigadores sugieren que la dieta que seguimos puede tener un papel protector contra el riesgo de sufrir trastornos de la alimentación.

Para llevar a cabo este estudio, seleccionaron a 11.800 mujeres pertenecientes a la cohorte del Proyecto de Seguimiento de la Universidad de Navarra (Proyecto SUN) que comenzó en 1999 y que envía un cuestionario cada dos años a todas las personas voluntarias en dicho proyecto para poder analizar sus estilos de vida y las consecuencias de estos.

Los resultados obtenidos les lleva a sugerir la posibilidad de que la dieta mediterránea esté inversamenta relacionada con la incidencia de anorexia y bulimia nerviosa. Además, indican que encontraron menos riesgo de sufrir trastornos de la alimentación cuanto mayor era el consumo de aceite de oliva y de cereales.

En cualquier caso, refieren que el papel protector de la alimentación se da en mayor medida cuando llevamos la dieta completa - en este caso la dieta mediterránea - que cuando se consumen alimentos aislados.

Según los datos obtenidos en dicha investigación, el factor protector de la dieta mediterránea podría deberse al papel que algunos nutrientes típicos de la dieta mediterránea tienen en la serotonina ya que esta podría jugar un rol importante en la patogenésis y patofisiología de los trastornos de la alimentación como la anorexia.

Photo 1490645935967 10de6ba17061

Sin embargo,y aunque el estudio puede resultar muy interesante y alentador, tiene varias limitaciones, como los mismos autores indican en el artículo.

Por un lado, el estudio excluye a hombres, debido a que no pudieron recabar suficiente información de participantes masculinos y, aunque ser mujer está asociado con un mayor riesgo de padecer trastornos de la alimentación, el excluir información sobre los hombres podría sesgar los resultados.

Por otro lado, en el estudio no hicieron diferenciación entre anorexia y bulimia, ni diferenciación entre los subtipos de dichas enfermedades, por lo que podrían estar perdiendo información relevante para los resultados.

Por último, no tuvieron en cuenta variables como el contexto social y familiar de las mujeres participantes, el historial familiar de trastornos de la alimentación, entre otros. Variables que, de ser controladas, podrían haber arrojado otros datos.

En cualquier caso, se trata de uno de los primeros estudios llevados a cabo sobre influencia de la dieta en los trastornos de alimentación y sería interesante que se tomara como base para llevar a cabo nuevos estudios rigurosos, que tuvieran en cuenta las factores que en este caso han omitido. Ya que, de ser cierto que la dieta puede tener influencia en el riesgo de padecer anorexia o bulimia, podría ser un gran paso para los programas de prevención de trastornos de la conducta alimentaria.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica |Los SÍ y los NO de la dieta mediterránea
En Vitónica |Cinco dietas que sí funcionan para adelgazar (eso sí, sin milagros)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio