Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos puntos sobre el ácido hialurónico

Algunos puntos sobre el ácido hialurónico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La preocupación por mantener una piel joven por más tiempo es algo que a muchos nos trae de cabeza. la industria cosmética lo sabe, y por ello lanza constantemente al mercado productos encaminados a mejorar el estado de nuestra piel a diferentes niveles. Un ingrediente que está de modo tanto en cremas, lociones y tratamientos de belleza es el ácido hialurónico. Nosotros en esta ocasión queremos ahondar más en este tema y detenernos en este componente.

El ácido hialurónico es un componente natural del organismo que está presente en todos los órganos que conforman nuestro cuerpo, ya que se encuentra en los espacios que quedan entre las células que conforman los tejidos. Este ácido es el encargado de hacer que los tejidos se muestren rellenos y en perfectas condiciones, ya que su pérdida lo que hace es acelerar el envejecimiento de ese tejido, pues se queda vacío y falto de textura.

Para evitar que esto suceda en el organismo han aparecido en el mercado muchas sustancias que prometen renovar los depósitos de ácido hialurónico del organismo. A pesar de todo muchos son todavía los que desconocen que se trata de una sustancia totalmente natural que genera nuestro organismo de manera automática. Es cierto que con el paso de los años se pierda la cualidad que el organismo tiene de generar este ácido, por ello es necesario que fomentemos la segregación de este ácido por medio de una alimentación adecuada.

Muchos son los alimentos que se barajan como aceleradores de la producción de ácido hialurónico por parte del organismo, nosotros nos vamos a detener en algunos de ellos. Numerosos estudios han determinado que un aporte adecuado de magnesio es esencial para la síntesis del ácido hialurónico, por ello debemos incorporar a nuestra dieta alimentos que contengas altas dosis de este mineral. Algunos ejemplos son las raíces o tubérculos como la patata, los boniatos los nabos, el satsumaimo, el taro, el satoimo o la lengua del diablo son algunos de los tubérculos y raíces que pueden ayudarnos a aumentar la producción de ácido hialurónico por parte del organismo.

Pero no solo las raíces nos serán de utilidad en este sentido, sino que consumir carne animal que contiene altas cantidades de esta ácido es también una buena fuente del mismo. Por ejemplo podemos echar mano de cartílagos, piel, tendones... que podemos preparar en caldo para ingerir de manera habitual y así mantener unos buenos niveles de este ácido en el organismo. Es cierto que seguir una alimentación equilibrada es lo adecuado para mantener nuestro organismo en perfectas condiciones, por ello además de incorporar este tipo de alimentos a la dieta no podemos descuidar el resto.

Imagen | savor_soaps

En Vitonica | El ácido hialurónico, algo más que una moda En Vitonica | Coenzima Q10 para llenarte de energía En Vitonica | Alimentos que nos ayudan a producir la coenzima Q10

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos