Compartir
Publicidad
Publicidad

Dieta South Beach. Análisis de dietas milagro (XII)

Dieta South Beach. Análisis de dietas milagro (XII)
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si entre los propósitos para este nuevo año figura adelgazar, es claro que puedes ser presa de una de las engañosas dietas milagro, por eso, hoy analizamos una dieta milagro que hace tiempo lleva vigencia entre nosotros. Se trata de la dieta South Beach que muchas famosas han experimentado y quizá por ello, esta dieta se ha popularizado.

¿En qué consiste la dieta South Beach?

La dieta fue creada por un cardiólogo y consiste básicamente en tres fases. La primera fase es la que promete una pérdida de entre 3 y 6 kilos en sólo dos semanas y se llama Fase de desintoxicación. Durante este primer tiempo se prohíbe la ingesta de pan, azúcares, arroz, frutas y zumos de fruta, zanahoria y calabaza, pero se permite la ingesta de carne, pecados, huevos, verduras excepto las antes dichas y grasas buenas como frutos secos o aceite de oliva.

En la segunda fase pretende retomar la ingesta de carbohidratos, aunque aun se prohíben algunos alimentos tales como la zanahoria, la remolacha, las mermeladas, los dulces, el azúcar, los helados y el chocolate. Con esta fase se pretende alcanzar el peso deseado y después se pasa a la última fase llamada de mantenimiento en donde no es necesario realizar 6 comidas diarias como se recomienda en las etapas anteriores y se procura conservar el peso alcanzado, de lo contrario, se debe regresar a la fase 1.

Errores de la dieta South Beach

En principio, la dieta South Beach pretende lograr, con fases progresivas, una modificación de hábitos que después permita el mantenimiento del peso perdido. Sin embargo, sabemos muy bien que los hábitos no se cambian si erradicamos alimentos cotidianos de nuestra dieta diaria, sino que debemos aprender a incluirlos en el marco de una alimentación equilibrada. Por eso, el hecho de prohibir alimentos es el primer y fundamental error.

Por otro lado, al limitar la principal fuente de energía en la primera fase, la dieta permite perder peso rápidamente, lo cual puede conllevar una pérdida de masa magra y un enlentecimiento del metabolismo que después puede traer dificultades tales como la popular meseta en el adelgazamiento o el clásico efecto rebote.

Asimismo, si recuperamos peso debemos regresar a la fase 1 de la dieta, lo cual podría llevarnos a vivir continuamente en dieta con fluctuaciones de peso que sabemos, no son nada saludables para el organismo. Y además, la temporalidad de la dieta es otro error habitual propio de las dietas milagro, ya que la primera fase dura 2 semanas y es en la que más peso se pierde, por eso, podemos cumplirla perfectamente, pero en una dieta saludable, equilibrada y que modifica hábitos, la dieta no dura un tiempo determinado, sino que llega para quedarse con nosotros y nos permite mantener un cuerpo y un peso saludable en el tiempo, sin sacrificios.

Una vez más, el análisis de esta dieta milagro nos revela diferentes errores que vuelven desaconsejable a este tipo de dietas si queremos algo seguro y saludable para nosotros.

En Vitónica | Análisis de dietas milagro
Imagen | Rprata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos