Compartir
Publicidad

Aprende a comer de tupper con el Centro Pronaf

Aprende a comer de tupper con el Centro Pronaf
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada día son más las personas que se ven obligadas a comer de lunes a viernes fuera de casa por motivos de trabajo. En una sociedad en la que vamos a mil por hora, lo más fácil es tirar de menú, carta de restaurante o comida rápida. Pero una opción más económica puede ser llevarnos nuestra propia comida en un tupper: los amigos del Centro Pronaf nos dan unas sencillas reglas para que aprendamos a comer de tupper.

Comer de tupper puede no sólo salvar nuestra economía, sino también convertirse en parte de uno de los hábitos más saludables que podemos tener en nuestro día a día. En un momento en el que la sociedad española sufre obesidad en un alarmante 38'7%, aprender a comer de tupper puede ayudar a tu salud y a tu bolsillo.

Comer de tupper no tiene por qué convertirse en un hábito tedioso y repetitivo si seguimos unas sencillas normas. Desde el Centro Pronaf, una empresa dedicada a la reeducación de la población para instaurar hábitos de vida sanos y saludables, nos facilitan unas reglas que no debemos olvidar a la hora de comer de tupper, ya sea en nuestro trabajo o en nuestro centro de estudios.

Planifica las comidas de antemano

La primera y más importante norma a la hora de comer de tupper debe ser siempre la planificación. Es necesario que nos tomemos nuestro tiempo para elaborar un menú semanal saludable y variado, en el que todas nuestras necesidades calóricas y de macronutrientes estén cubiertas.

Pensar de antemano los platos que cocinaremos para llevar en nuestro tupper, combinándolos de forma adecuada con el resto de comidas del día, debe ser una tarea que no podemos olvidar: de este modo no repetiremos platos de forma innecesaria, y obtendremos una dieta equilibrada.

¿Comer de tupper es aburrido?

Muchas veces asociamos el hecho de comer de tupper en el trabajo a un cierto aburrimiento, quizás por no movernos del ambiente de la oficina. Pero podemos convertir ese momento de la comida en una pequeña reunión con nuestros colegas: compartir, por ejemplo y para no salir del tema culinario, recetas de nuestros platos favoritos, o instaurar un día donde la comida se haga en común puede ser una forma de renovarse.

Es importante que no comamos delante del ordenador o en nuestro puesto de trabajo: el momento de la comida debe estar reservado como tal, y hay que dedicarle toda la atención que se merece. Tenemos que concebirlo como un momento de evasión y descanso, y de esta forma desconectar por unos minutos del trabajo.

¿Con qué acompaño mis platos?

No te olvides de complementar tu menú diario con una ración de pan (30 gramos es suficiente, y se puede comprar entre los compañeros de la oficina): los carbohidratos te darán la energía que necesitas para afrontar el tramo de la tarde.

No podemos pasar por alto tampoco el postre: es una oportunidad de lujo para incluir una ración extra de vegetales en forma de fruta, o bien un lácteo desnatado. Para terminar, una infusión o un te para favorecer la digestión.

Para beber, lo mejor es optar siempre por el agua: mucho más sana que los refrescos azucarados, zumos envasados o las bebidas alcohólicas.

Para vosotros ¿cuál es el menú ideal a la hora de comer de tupper?

Web oficial | Centro Pronaf En Vitónica | El factor cultural y psicológico ligado a la obesidad y el sobrepeso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos