Compartir
Publicidad

Comer una hamburguesa completa equivale a dos y medias comidas caseras

Comer una hamburguesa completa equivale a dos y medias comidas caseras
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ya sabemos que comer con frecuencia en comercios de fast food no es aconsejable si queremos cuidar la salud, pues la comida rápida y elaborada fuera de casa siempre concentra más calorías, grasas y sal que la que podemos elaborar en casa. Sin embargo, un estudio dimensiona lo antes dicho y nos dice que comer una hamburguesa completa equivale a dos y medias comidas caseras.

El estudio fue realizado con adolescentes y comparó una comida promedio, equilibrada que se puede realizar en casa; con un menú diario y completo de una hamburguesería, los resultados muestran que una hamburguesa completa con patatas fritas y refresco excede en un 18% las recomendaciones de aporte calórico establecidas para una comida para adolescentes de entre 11 y 18 años.

Con una hamburguesa, patatas fritas, un refresco grande y dos aderezos como menú, no sólo estamos consumiendo el equivalente a dos y medias comidas caseras sino que además, un adolescente está consumiendo más de la mitad de las grasas que debería consumir al día y con este sólo menú de comida rápida está consumiendo el 103% de la recomendación de sal diaria.

La comida casera con la cual se comparó este frecuente y consumido menú de fast food fue una porción abundante de carne de 250 gramos una ensalada con tomates, zanahoria, lechuga, repollo y remolacha condimentada con dos cucharadas de aceite y acompañada con dos rebanadas de pan lactal, dos frutas frescas, dos lonchas de queso y un vaso de leche semidesnatada.

Es decir, la comida casera abundante pero sana y equilibrada es superada en 2,5 veces en cuánto a aporte calórico por una hamburguesa completa de un lugar de comida rápida, y sin aportar la mitad de los micronutrientes de la comida casera, sino por el contrario, con más grasas y sodio.

Entonces, podemos dimensionar cuán grande es la diferencia nutricional entre una comida elaborada en casa y una hamburguesa completa, lo cual nos indica que no debemos abusar de la comida rápida ni debemos emplearla como preparación habitual de nuestra dieta.

Vía | LaVoz
Imagen | Rafael Kage

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos