Compartir
Publicidad

Dieta Crash. Análisis de dietas milagro (XXXV)

Dieta Crash. Análisis de dietas milagro (XXXV)
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente muchos ya han comenzado o están planeando iniciar la operación bikini para lucir en forma cuando llegue el verano, sin embargo, muy bien sabemos que debemos alejarnos de las dietas milagrosas que nos acechan, por eso hoy analizamos otra dieta milagro llamada dieta Crash.

¿En qué consiste la dieta Crash?

Elaborada por el doctor mexicano Rafel Bolio, la dieta Crash es un plan de corto tiempo y se promete fácil de realizar. Propone una pérdida de entre 5 y 10 kilos en dos semanas, consumiendo alimentos que evitan la celulitis, la flaccidez y la piel de naranja.

Consta de sólo 1000 Kcal diarias y no se recomienda continuarla más allá de los 14 días, incluye variadas frutas frescas, frutas secas, lácteos desnatados y  sólo una porción de carne magra cada día acompañada de verduras.

No se permite el consumo de pastas, arroz o harinas y derivados y sólo se indican cereales con fibra en desayuno y en la cena dos tostadas. Se aconseja no pasar más de tres horas sin comer y beber dos litros de agua así como infusiones sin azúcar.

crash2

Errores de la dieta Crash

La dieta Crash no parece difícil de seguir, pues los alimentos ricos en proteínas magras que incluye así como la gran cantidad de fibra, ayudarán a calmar nuestro apetito. Asimismo, tiene algunas premisas muy saludables, como la recomendación acerca de bebidas y del tiempo entre comidas.

Sin embargo, se trata de una dieta muy restrictiva, de muy bajo valor calórico y que no distingue sexo ni actividad física, es decir, es despersonalizada, que fácilmente nos puede engañar colocando en riesgo nuestra salud.

Por otro lado, no permite el consumo de pastas u otros hidratos complejos en suficientes cantidades y al propiciar una gran y rápida pérdida de peso, predispone a un efecto rebote importante.

La dieta Crash como muchas otras, no es apta para perder peso de forma saludable, no nos permite decidir qué comer y por lo tanto, no nos ayuda a modificar hábitos por otros más saludables.

Imagen | Whologwhy y Just4you

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio