Publicidad

Dieta del delfín. Análisis de dietas milagro (XLIII)

Dieta del delfín. Análisis de dietas milagro (XLIII)
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

En las cercanías del verano las dietas milagro se renuevan y cada vez son más las propuestas que encontramos en el mercado para adelgazar fácilmente. Sin embargo, debemos ser muy críticos y nunca dejarnos tentar por este tipo de estrategias, por ello, hoy colocamos bajo análisis a otra dieta milagro, llamada la dieta del delfín.

¿En qué consiste la dieta del delfín?

Bajo la premisa de que nuestro cuerpo se compone de un 70% de agua y de que el agua de mar posee todos los minerales que el cuerpo necesita para estar sano, esta dieta promete mejorar la salud, alejar enfermedades y revertir o prevenir la obesidad o el exceso de peso.

Indicando que los animales que viven en el mar no tienen obesidad como sí tenemos nosotros y beben este tipo de agua, la dieta propone beber medio litro de agua de mar a diario, en un principio mezclada con agua embotellada hasta que el organismo se acostumbre.

Preferentemente se debe beber el agua marina unos 30 minutos antes de las comidas, aunque se puede elaborar sopa o cocinar con ella. También se aconseja complementar con alimentos alcalinos, como son las frutas, las verduras y las legumbres, y evitar los alimentos ácidos como las carnes, pan o pastas.

Promete quitar el hambre y adelgazar así como mejorar la salud, la circulación sanguínea y el sistema inmunitario.

dietadelfin2

Errores de la dieta del delfín

El primer error de este tipo de dieta es comparar al ser humano con un delfín y pretender disfrutar de la salud de estos animales. Además, aunque muchas personas aseguran haber mejorado la salud bebiendo agua de mar, no hay pruebas ni evidencias que justifiquen su consumo para beneficiar la salud.

Por el contrario, la ingesta de agua no potable puede ocasionar problemas intestinales severos, al igual que la elevada concentración de sales que posee el agua de mar, que también puede ser causa de deshidratación y desequilibrios electrolíticos en el organismo.

Por último, el consejo de evitar los alimentos ácidos puede llevar a una dieta restrictiva y poco sostenible en el tiempo.

Sin evidencias científicas, con grandes promesas para la salud y para perder peso, así como con potenciales efectos secundarios, la dieta del delfín es una dieta milagro más de la cual debemos alejarnos si queremos cuidar nuestro organismo.

Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir