Compartir
Publicidad
Dieta Heller. Análisis de dietas milagro (L)
Dietas

Dieta Heller. Análisis de dietas milagro (L)

Publicidad
Publicidad

Para que aun en los momentos más difíciles no caigamos en la tentación de una dieta de moda que se propone como la solución mágica al exceso de peso, hoy en nuestra sección de análisis de dietas milagro colocamos bajo la lupa otra propuesta: la dieta Heller.

¿En qué consiste la dieta Heller?

La dieta Heller se propone como una alternativa ideal para quienes padecen de adicción a los hidratos de carbono y quieren perder peso sin pasar hambre, ya que establecen un menú que reduce la liberación de insulina al restringir las fuentes de carbohidratos.

Se deben realizar 3 comidas al día, todas ellas bajas en hidratos, pero una vez al día, se puede consumir una "comida premio", en la cual se permite incluir arroz, pastas, cereales o dulces, en cantidades ilimitadas, pero siempre acompañadas de vegetales y carnes u otros alimentos proteicos.

Esta comida premio se debe hacer siempre a la misma hora, ya que entre ésta y la comida premio del día siguiente debe haber un espacio de 24 horas, tiempo durante el cual se deben realizar las otras comidas a base de grasas y proteínas que controlan el nivel de hambre y reducen el impacto de la comida premio sobre los niveles de insulina.

Para el resto de las comidas, se establece un menú ejemplo que no alcanza las 1000 calorías diarias.

Dietaheller2

Errores de la dieta Heller

La dieta Heller sin duda es una propuesta que favorece el descenso de peso y que puede controlar los niveles de hambre del organismo. Sin embargo, pese a tener un menú que a vistas de todos parece bastante equilibrado, se trata de una dieta universal, que no considera particularidades ni necesidades especiales.

Además, como toda dieta milagro toma un grupo de alimentos que se excluye o se limita considerablemente como en este caso los hidratos de carbono.

Tomando como "premio" a alimentos con hidratos complejos y bajo la misma denominación a aquellos ricos en azúcares y calorías vacías, podemos percibir que no hay un buen criterio para cuidar la calidad nutricional de la dieta.

Como si fuera poco, la dieta no incluye recomendaciones de actividad física y puede poner en riesgo de carencias nutricionales al organismo dada la escasa variedad y cantidad de alimentos que recomienda consumir a diario.

Entonces, si bien es una dieta que resulta "mas suave" a la vista de cualquier persona, no es una dieta adecuada para modificar hábitos o aprender a comer, sino que se trata de una dieta milagro, no personalizada ni libre de todo tipo de riesgos.

En Vitónica | Dietas milagro
Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio