Compartir
Publicidad

El paso previo a un trastrono alimentario: Síndrome del comedor selectivo

El paso previo a un trastrono alimentario: Síndrome del comedor selectivo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se dice que una persona padece el Síndrome del Comedor Selectivo cuando éste sólo ingiere diez o menos alimentos durante dos años como mínimo.

Al referirnos a la dieta, siempre recomendamos para alcanzar una alimentación saludable que ésta sea "variada" y equilibrada, es decir, que incluya todos los grupos de alimentos en proporciones adecuadas.

La limitada ingesta de alimentos suele presentarse con frecuencia en los niños, quienes por temor no prueban otros alimentos o comidas nuevas (neofobia). Cuando esto sucede los padres o cuidadores intentan ser persistentes e insisten en la incorporación de alimentos a la dieta del niño, generando, sin darse cuenta, una mayor ansiedad en el pequeño que puede limitar la alimentación de por vida.

Por lo tanto, los padres deben saber que el período de selección de alimentos en los niños es un proceso normal y pasajero que ocurre mayormente entre los 2 y los 6 años.

¿Qué ocurre si la limitación persiste en la adultez? Lo principal a tener en cuenta es que la alimentación monótona que no incluye más de 10 alimentos diferentes no es normal, ahora bien, al indagar las causas podemos encontrar diferentes respuestas: hay quienes no consumen más alimentos por no engordar, por no cocinar o simplemente por gusto o capricho.

La dieta del deportista puede convertirse en monótona si el único objetivo es ganar masa muscular e ingieren alimentos proteicos solamente. Lo que hace falta saber que cada grupo de alimentos tiene su función y por ello, quién sólo ingiere fuente de proteínas estará utilizándolas como fuente de energía si no incorpora a su dieta hidratos de carbono y grasas en proporciones adecuadas.

En estos casos de ingesta limitada y poca variedad de la dieta es importante hacer un análisis psicológico del individuo, ya que en muchos casos, incorporar 1 o 2 tipos de alimentos puede ser el inicio de un trastorno de la conducta alimentaria de mayor gravedad.

De hecho, las personas afectadas por anorexia nerviosa encuentran una solución para restringir la ingesta de alimentos al fundamentar que sólo apetecen, por ejemplo, leche y tomate.

Además, una dieta que sólo incluye algunos alimentos probablemente sea deficiente en nutrientes específicos, por eso es relevante consultar con un especialista en psicología que descarte un problema alimentaria mayor, y si solo fuera por gusto, es aconsejable consultar un profesional de la nutrición que complemente la alimentación con la finalidad de no permitir deficiencias.

Vía | Consumer Eroski En Vitónica | 900-60-50-40: el teléfono de información nutricional y trastornos alimentarios En Vitónica | Obsesión por adelgazar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio