Publicidad

La importancia de no descuidar la alimentación en verano

La importancia de no descuidar la alimentación en verano
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante el verano se producen muchos cambios en nuestra rutina diaria. Con las vacaciones llevamos una vida más relajada y el tiempo no cuenta tanto como en resto del año. Pero precisamente esta relajación hace que descuidemos en muchos casos nuestra alimentación.

Es importante no perder las buenas costumbres y hábitos que hemos ido adquiriendo a lo largo del año, pues en verano nuestro cuerpo sigue funcionando como siempre y es imprescindible no romper su rutina en cuanto a horas de comidas, alimentos... Eso sí, en verano no apetece comer algunos alimentos concretos, por lo que desde Vitónica os vamos a dar algunos consejos para seguir sanos en verano.

Normalmente en esta época nos acostamos más tarde, por lo que nos levantamos más tarde también. A pesar de esto no hay que dejar de desayunar. Es importante ingerir alimento nada más levantarnos para activar nuestro metabolismo y conseguir que trabaje mejor a lo largo de la jornada. Eso sí, no olvidar hacer un desayuno sano en el que no falte la fibra y los cereales que nos dotarán de energía para afrontar las numerosas actividades que llevaremos a cabo a lo largo del día.

En verano nuestro cuerpo nos pide alimentos frescos como frutas, verduras, vegetales... Unos requerimientos muy saludables pero que deben acompañarse de otro tipo de alimentos, pues no debemos descuidar nuestro aporte equitativo de nutrientes. Es importante que ingiramos alimentos ricos en proteínas como pescados o carnes blancas para evitar las digestiones pesadas y el alto aporte calórico que lo único que hace ahora es aumentar nuestra temperatura.

No hay que olvidar que el calor hace que nuestra transpiración aumente con lo que perdamos más cantidad de minerales que reponemos con la ingesta de líquidos, por lo que en verano esta debe aumentar. Para ello un buen aliado puede ser la fruta que la podemos comer entera, en zumos, en batidos... Además, las verduras ayudan, y las podemos ingerir en forma de gazpacho o ensalada. Unos platos fáciles y rápidos de preparar para una época en la que apenas nos apetece cocinar.

En verano el mejor refresco es el agua que debe ingerirse de forma abundante. Es mejor dejar de lado las bebidas azucaradas que no nos refrescan y encima tienen un alto aporte calórico. Una buena forma de refrescarnos es mediante la ingesta de helados, que es el producto estrella del verano y actualmente podemos encontrarlos de todo tipo, aunque los más aconsejables son los sorbetes de frutas, que contienen grandes dosis de agua, y todos los beneficios de la fruta con muy poco aporte calórico.

Ante todo, el verano es tiempo de excursiones en las que solemos comer un bocadillo que no tiene por qué no ser saludable, pues para empezar, el pan lo podemos consumir integral que nos aportará más fibra. Podemos comer alimentos como pavo, atún, pollo... Que nos aportan proteínas de gran calidad, y lo podemos acompañar con vegetales como la lechuga o el tomate, que además de complemento son una gran fuente de vitaminas.

A partir de ahora el verano no es una excusa para descuidar nuestra dieta, pues podemos disfrutar igualmente del buen tiempo alimentándonos de forma correcta y no perder el trabajo que hemos ido haciendo a lo largo de todo el año.

En Vitonica | El helado... ¿aliado o enemigo de nuestra salud? En Vitonica | El gazpacho, fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes En Vitonica | Pirámide de la hidratación saludable

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir