Compartir
Publicidad
Publicidad

Las leyes que deben gobernar tu alimentación

Las leyes que deben gobernar tu alimentación
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El total de alimentos que ingerimos a diario es lo que se denomina como dieta, por lo que todos tenemos una dieta que persigue distintas finalidades, ya que mi dieta puede pretender mantener la salud y el equilibrio del cuerpo, mientras que la de otro puede pretender perder peso, por ejemplo.

Es decir, cada dieta debe adecuarse a las necesidades y objetivos de cada individuo, con el único fin de preservar su salud por sobre todas las cosas. Pero existen 4 leyes que deben gobernar tu alimentación para que ésta sea normal y saludable.

1- Ley de la cantidad: La dieta debe ser suficiente para cubrir las exigencias calóricas del organismo y preservar las funciones del mismo. Si se pretende adelgazar, esta dieta deberá ser insuficiente, ya que se reducirán las calorías, mientras que si se pretende aumentar de peso, deberá ser excesiva, es decir, más calorías ingresadas que gastadas.

2- Ley de la calidad: La alimentación debe ser completa para ofrecer al organismo todas las sustancias que lo integran. Sólo podrá faltar algún nutriente en casos especiales y entonces, la dieta será carente en dicho nutriente o incompleta si faltan dos o más nutrientes.

3- Ley de la armonía: Cada nutriente de la alimentación debe presentarse en cantidades adecuadas y en proporción a otros nutrientes para que estén en armonía. Por ejemplo, la mayor proporción de de calorías deben provenir de los hidratos (60%), seguidos por las grasas (25%) y finalmente, las proteínas (15%). En la dieta de los deportistas, por ejemplo, la armonía es diferente, ya que el porcentaje de proteínas se eleva y se reduce un poco el de grasas.

4- Ley de la adecuación: Sea cual sea la composición de la dieta, ésta debe ser adecuada a las particularidades individuales y necesidades del organismo para el cual se realiza, ya que no será lo mismo la dieta de una niña de 12 años que la de un nadador de 30. Esta adaptación individual debe también considerar los gustos, los hábitos del individuo, la situación económica y social, la presencia de enfermedades o no.

Ya sabes, todos tenemos una dieta en función de las particularidades individuales, pero si tienes presentes estas 4 leyes, tu alimentación será más saludable, pues se adaptará totalmente al organismo.

Por supuesto, quién podrá realizar mejor tarea adaptando la dieta a tus necesidades, será un profesional que asegure tu estado de salud. Pero considerando estas leyes, pueden someter a un sencillo test tu dieta actual: ¿Ingiero las calorías suficientes o necesarias para lograr mi objetivo? ¿Consumo todos los nutrientes? Los nutrientes que ingiero, ¿están en las proporciones adecuadas? ¿La dieta que llevo se adapta a mis particularidades?

En Vitónica | Dieta personalizada para perder peso con todas las garantías
Imagen | SXC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos