Compartir
Publicidad

¿Quieres adelgazar? Pues desayuna

¿Quieres adelgazar? Pues desayuna
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Vitónica hemos hablado en otras ocasiones de las bondades del desayuno, pero hasta este momento no teniamos datos objetivos de sus ventajas para nuestro organismo.

Ahora, un estudio ha demostrado que desayunar está fuertemente ligado con el índice de grasa corporal y que un buen desayuno es básico no solo para empezar el día bien, sino para evitar en el futuro problemas de obesidad.

Los adolescentes que desayunan a diario tienen un índice de masa corporal más bajo que aquellos que se saltan la primera comida del día o que nunca la toman. Ésta es la conclusión principal de un estudio publicado en la revista 'Pediatrics'.

Los niños y adolescentes son cada vez más obesos debido al cambio en los hábitos alimenticios y al sedentarismo. El trabajo, publicado esta semana, se centra en la asociación entre la primera comida del día y el índice de masa corporal (IMC).

En la primera fase del proyecto, 4.746 estudiantes con una media de 15 años rellenaron durante el curso escolar 1998-99 un cuestionario acerca de sus hábitos alimenticios que incluía además preguntas sobre la frecuencia con la que desayunaban y con la que tomaban medidas para perder peso (dietas, saltase comidas, etc.). Además, se recogieron medidas de su altura y peso.

La mayoría de los participantes desayunaba de vez en cuando pero, por sexos, las chicas eran las que con mayor frecuencia evitaban siempre esta comida (16,4% frente al 13% de los chicos) mientras que ellos eran más reacios a saltársela (37,9% frente al 27,2% femenino).

Cinco años después, 2.216 de los alumnos respondieron vía correo electrónico a preguntas para establecer cambios en sus hábitos de alimentación, así como sus medidas antropométricas y se observó idéntica relación entre el IMC y la frecuencia del desayuno.

El cuestionario reveló que las dietas de los adolescentes variaban en función de la frecuencia con la comían a primera hora. Las chicas que desayunaban siempre ingerían más calorías, fibra y colesterol que las que no lo hacían nunca y en los chicos se detectaron diferencias en el consumo de carbohidratos y fibra, más común en los 'desayunadores'. El porcentaje total de grasa y el de calorías procedentes de grasas saturadas también era menor en estos últimos.

El desayuno mejora el balance energético y el control del peso porque el consumo de alimentos ricos en fibra mejora las cifras de glucosa e insulina y promueve una mayor sensación de saciedad y un menor índice de masa corporal. Además, asegura una vida más activa que aquellos que no desayunan.

Por eso, a pesar de la mayor ingesta calórica, aquellos que con más frecuencia desayunaban tenían un IMC más bajo que el resto e incurrían menos en prácticas para adelgazar. Este dato, según los autores, "podría indicar que los adolescentes que dejan de hacer esta comida lo hacen con el fin de controlar el peso", tendencia más común entre el sexo femenino.

En Vitónica | Comienza el día con un buen desayuno En Vitónica | ¿Todavía no crees en un buen desayuno? Otras razones importantes Via | Pediatrics

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio