Compartir
Publicidad

Régimen de Antoine. Análisis de dietas milagro (XLIV)

Régimen de Antoine. Análisis de dietas milagro (XLIV)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las dietas de moda no dejan de mostrar novedades ni de tentar a aquellas personas que, en las cercanías del verano, buscan perder los kilos de más. Por eso, hoy colocamos bajo la lupa otra dieta milagro, se trata del Régimen de Antoine.

¿En qué consiste el Régimen de Antoine?

El Régimen de Antoine lleva el nombre de su creador y propone comer sólo un tipo de alimento a lo largo del día, variando de un día al otro a lo largo de la semana. Promete la pérdida de alrededor de 3-4 kilos por semana que es el tiempo que debe durar la dieta.

Una semana completa al mes se debe seguir el siguiente menú:

  • Lunes: sólo carne
  • Martes: verduras
  • Miércoles: sólo pescado
  • Jueves: sólo leche
  • Viernes: huevos
  • Sábado: frutas
  • Domingo: libre

Con la premisa de que no se deben mezclar alimentos para no alterar el metabolismo ni entorpecer la quema de grasas, el Régimen de Antoine sólo permite la ingesta de un tipo de alimento en las cantidades que se desean, a lo largo del día.

Otra premisa clave de esta dieta es que no se debe tomar agua con las comidas, pues según postulan, con esta medida se logra más saciedad.

Se recomienda realizar la dieta una semana al mes, y no más de 15 días seguidos.

regimen2

Errores del Régimen de Antoine

El primer error de esta dieta es no permitir comer más que un alimento cada día, pues sin fundamento científico impide la mezcla de alimentos y así, no favorece una dieta variada sino que por el contrario, puede propiciar grandes carencias nutricionales.

Los días de sólo carne no se ingiere nada de fibra y muy pocas vitaminas y antioxidantes, mientras que los días de frutas o vegetales, faltan grasas y proteínas en gran magnitud.

Otro gran error es no permitir la ingesta de alimentos en sociedad, pues difícilmente podamos adaptar esta dieta a la del resto de la familia y compartir una comida con otros. Además, dada la falta de flexibilidad y la monotonía de la dieta, no es una propuesta sostenible en el tiempo.

No modifica hábitos ni contribuye a la salud, y además, puede propiciar un marcado efecto rebote al finalizar la semana de régimen estricto.

En Vitónica | Análisis de dietas milagro Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio