Compartir
Publicidad
Ejercicio y Baile para mejorar los síntomas de la Enfermedad de Parkinson
Enfermedades

Ejercicio y Baile para mejorar los síntomas de la Enfermedad de Parkinson

Publicidad
Publicidad

La enfermedad de Parkinson es un proceso neurodegenerativo que tiene consecuencias físicas como temblor, rigidez, dificultad para caminar y realizar actividades cotidianas.

Tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, el ejercicio tiene un papel importante, por lo que vamos a hacer un resumen destacando los beneficios del ejercicio y el baile para mejorar los síntomas del Parkinson:

Ejercicio para prevenir y tratar la enfermedad de Parkinson

En general, repasando bibliografía, hay evidencia de que el ejercicio físico ayuda a la prevención de enfermedades de tipo neurodegenerativo, como las demencias y el Parkinson.

La fuente citada habla de ejercicio de cierta intensidad: caminar, correr, nadar, practicar ejercicio como tenis o entrenamiento en gimnasio, actividades en el hogar como jardinería, etc. También menciona que la fisioterapia, además de centrarse en mantener movilidad y equilibrio, debería fomentar el acondicionamiento físico en estos pacientes, buscando la mejora de fuerza, resistencia, etc.

Aunque también afecta a menores de 50 años, el Parkinson suele afectar a personas mayores, por lo que el ejercicio intenso o con cierta inestabilidad parece que es un tabú para este tipo de población... Pero la investigación sugiere que precisamente ese tipo de ejercicios pueden ser muy beneficiosos para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Siempre hay que valorar a cada caso en particular y poner el programa de tratamiento adecuado, pero sabiendo que trabajar con cierta intensidad y variar los ejercicios no es un problema, sino un acierto. Por ello en Vitónica resaltamos la importancia de la actividad física en pacientes con Parkinson.

baile en pareja

En el Parkinson... ¡A bailar!

Y hablando de actividad física, una que arroja buenos resultados es una actividad aeróbica que implica coordinación, equilibrio,movilidad... Y diversión: el baile.

Dependiendo de la fase de la enfermedad, trabajar el baile con enfermos de Parkinson puede ayudar a mejorar su autonomía. Por ejemplo, este estudio empleando el tango, obtuvo mejora en la fatiga y la calidad de vida de pacientes de Parkinson.

En este estudio se trabajó con baile en pareja, obteniendo buenos resultados en cuanto a movilidad, coordinación y, también, en cuanto a mejora de las relaciones sociales, algo muy a tener en cuenta en personas con enfermedades degenerativas.

Conclusiones

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurológica frecuente, por lo tanto es interesante (más bien, necesario) que conozcamos la importancia del ejercicio físico en la prevención y tratamiento de la enfermedad.

El tratamiento en equipo, por parte de múltiples profesionales, ayudará a los enfermos de Parkinson a afrontar su enfermedad empleando todas las herramientas disponibles, donde los autocuidados y la actividad física tienen un papel muy importante para la mejora de la calidad de vida.

Por lo tanto, aunque el Parkinson provoca rigidez y fatiga, precisamente hay que buscar el acondicionamiento físico para luchar contra los síntomas de la enfermedad, haciendo ejercicios funcionales, de cierta intensidad y fomentando el componente de diversión y contacto social para obtener beneficios en todas las esferas.

El ejercicio, la mejor medicina contra 26 enfermedades diferentes

Imagenes | 1. iStock (con derechos de copia) 2. Pixabay (licencia creative commons)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos