Compartir
Publicidad

Síndrome de fátiga crónica: qué es , por qué se produce y cuál es su tratamiento

Síndrome de fátiga crónica: qué es , por qué se produce y cuál es su tratamiento
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad que afecta aproximadamente al 0,3%-0,5% de la población española (alrededor de 120.000-200.000 personas) y que actualmente no tiene cura: solamente se puede trabajar para mitigar los síntomas que se presentan en el individuo. Suele afectar a personas adultas, entre los 30 y 50 años, pero sobre todo se da en mujeres.

Se trata de una enfermedad compleja que se caracteriza por un cansancio abrumador del que el paciente no puede recuperarse a pesar de descansar en cama, lo que sería necesario en una persona sana, y que va acompañado por multitud de síntomas. Hoy ahondamos un poco más en esta enfermedad, para concienciar a la población de su existencia.

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica, como hemos dicho, es una enfermedad que se da en una pequeña parte de la población (diagnosticados, claro) y que consiste en la aparición repentina de un cansancio extremo del que es muy difícil recuperarse, a pesar de descansar en cama.

Al síndrome de fatiga crónica van unidos muchos síntomas de diversa índole que pueden afectar al día a día de las personas que lo sufren: desde cefaleas y fiebre ligera hasta ansiedad, trastornos del sueño, depresión, pérdidas de memoria y concentración, dolor articular (sin hinchazón), sensibilidad en los ganglios linfáticos (situados en el cuello o en las axilas) o incluso síndrome de colon irritable.

¿Por qué se produce el síndrome de fatiga crónica?

sindrome-fatiga-cronica

En la actualidad no se conocen las causas concretas de esta enfermedad, aunque puede estar ligado al virus de Epstein Barr, al virus del herpes humano tipo 6 (HHV-6) o a una inflamación del sistema nervioso. Otras causas asociadas pueden ser la edad (tiene mayor prevalencia en adultos), causas genéticas o factores ambientales.

No existen pruebas específicas para detectar el síndrome de fatiga crónica, aunque hay algunas que pueden ayudar como la resonancia magnética del cerebro o el conteo de glóbulos rojos. Tampoco es fácil diagnosticar la enfermedad, ya que la fatiga es un síntoma asociado a muchas otras enfermedades que es necesario descartar primero.

Por norma general, si notamos un cansancio extremo del que no nos podemos recuperar y que persiste durante más de seis meses, si tardamos más de 24 en recuperarnos después de la actividad deportiva o si observamos al menos cuatro de los síntomas descritos con anterioridad, deberíamos acudir a nuestro médico para pedir su opinión y realizar las pruebas que resulten necesarias.

¿Cuál es el tratamiento del síndrome de fatiga crónica?

sindrome-fatiga-cronica

Actualmente no hay un tratamiento en sí que pueda terminar con la enfermedad, de modo que los esfuerzos de los sanitarios están encaminados a mitigar los síntomas que acompañan a esta enfermedad, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

La enfermedad se afronta desde un tratamiento multidisciplinar en el que se dan cita la terapia cognitiva-conductual, la alimentación saludable, el ejercicio gradual y la medicación en caso de que exista dolor, ansiedad (ansiolíticos) o depresión (antidepresivos).

También se recomienda a los pacientes intentar llevar una vida social activa que no los aísle del medio, así como aprender diferentes técnicas de relajación y de reducción de estrés.

Más información | Fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica
Imágenes | iStock
En Vitónica | Día mundial de concienciación de la distrofia muscular de Duchenne: conoce un poco mejor esta enfermedad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio