Compartir
Publicidad
Publicidad

Síndrome del espejo, un problema que crece

Síndrome del espejo, un problema que crece
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando el verano ya se encuentra más próximo, las presiones por lucir un cuerpo esbelto crecen y es aquí donde se percibe la responsabilidad social por los trastornos alimentarios, pues tanto la obesidad, la anorexia, la bulimia y el resto de las novedosas afecciones, tienen un componente que surge desde la sociedad.

Si hoy en día todos basáramos nuestro estilo de vida en la salud, esto no ocurriría, ya que el culto a la estética y la perfección física es lo que origina cada día un nuevo problema al organismo. Este es el caso del síndrome del espejo, también llamado dismorfofobia.

El síndrome del espejo se caracteriza por percibir, ante el espejo, una imagen distorsionada y exagerada de sí mismo, lo cual hace que resaltemos los rasgos poco favorables y veamos defectos que no tenemos.

Ésta dismorfofobia es lo que lleva a la persona a tomar recursos para paliar los defectos físicos que percibe y así es como se puede presentar al mismo tiempo, anorexia, bulimia, vigorexia u otros trastornos.

Al mismo tiempo, muchas personas recurren a la actividad física excesiva para reducir la grasa de las caderas, por ejemplo, que en realidad no tienen o bien, se someten a cirugías estéticas para mejorar los rasgos del cuerpo. Cualquiera sea el recurso que se utilice, nunca soluciona el problema, ya que se trata de un afección con fuerte componente psicológico que no permite que el individuo se vea bien físicamente.

Por otro lado, quienes sufren el síndrome del espejo y se obsesionan por encontrarse defectos, pueden sufrir una gran depresión y severos problemas en las relaciones sociales a causa del baja autoestima y el miedo al rechazo por las imperfecciones que se creen tener.

Este complejo de inferioridad es causa de muchas estrategias que pueden perjudicar seriamente la salud, por eso, siempre debemos tratar de mirar el lado lleno del vaso y no hacer como todos que resaltan aspectos negativos, sino intentar ver en el espejo, rasgos físicos que pueden mejorarse pero que aún así, resultan positivos.

Recuerda que si tu cuerpo y tu mente estan sanos, lucirás bello por fuera y por dentro. Un organismo poco saludable nunca podrá irradiar la misma belleza que aquel que se percibe cuidado y protegido.

Más Información en | Arrebatadora En Vitónica | Cada vez más hombres atletas padecen trastornos alimentarios En Vitónica | Otras noticias sobre trastornos alimentarios Imagen | Flickr (vidrio)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos