Publicidad

Los síntomas del ictus: esto es lo que tienes que saber para identificarlo

Los síntomas del ictus: esto es lo que tienes que saber para identificarlo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante el día de ayer todos los medios se hicieron eco de que el exvicepresidente del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, había sido ingresado de gravedad tras sufrir un ictus. Este tipo de accidentes cerebrovasculares afectan a más de 15 millones de personas en el mundo y, en algunos casos, sus consecuencias pueden ser muy graves.

Qué es un ictus

Los ictus son lo que se conocen como ACV (accidentes cerebrovasculares) y pueden ocasionarse de dos maneras diferentes: por isquemia - disminución brusca del flujo sanguíneo - o por lo que se conoce como ictus hemorrágico en el que se da un derrame debido a la ruptura de algún vaso sanguíneo.

Ambos casos pueden provocar que se dé una pérdida de tejido cerebral lo que puede llegar a tener secuelas desde graves a leves, muchas de ellas permanentes, especialmente cuando las personas afectadas son adultos mayores.

Brain 3438742 1920

La importancia de reconocer los síntomas

Es importante que sepamos reconocer los síntomas de este tipo de accidentes ya que la atención temprana reduce el índice de mortalidad y el riesgo de secuelas. Aunque variaran dependiendo de la zona del cerebro, estos son algunos de los síntomas que pueden ponernos en alerta.

Para reconocerlos en otras personas podemos seguir el protocolo que se conoce como FAST en inglés y que significa cara (Face), brazos (Arms), habla (Speech) y tiempo (Time). Uno de los síntomas puede ser dificultades para mover los músculos de la cara en uno o ambos lados de las misma. No poder sonreír podría ser un síntoma. En cuanto a los brazos, tendrían incapacidad para subir uno u ambos brazos por encima de la cabeza. El habla puede volverse confusa, no recordando palabras o diciendo palabras sin sentido. Por último, es importante que tardemos el menor tiempo posible en llevar a esa persona para que reciba ayuda médica.

En nosotros mismos sentiremos debilidad o entumecimiento en una parte del cuerpo o, incluso, parálisis. Es posible que, aunque sepamos claramente lo que queremos decir no encontremos con dificultades para hacerlo o no encontremos las palabras. Otra señal es que podamos tener una pérdida de visión repentina tanto total como parcial. Los problemas de equilibrio, vértigos repentinos y dolores muy intensos de cabeza son otra de las señales que deben ponernos en alerta.

Ante cualquiera de estos síntomas debemos buscar ayuda médica lo antes posible.

Imágenes | Pixabay

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir