Publicidad

Algunas fórmulas para conciliar el deporte con nuestra vida privada

Algunas fórmulas para conciliar el deporte con nuestra vida privada
Sin comentarios

Con la vuelta a la normalidad después de las vacaciones muchos son los obstáculos que tenemos que salvar para poder seguir entrenando. Es que la vuelta al trabajo y en la mayoría de los casos la familia, son algunos de los motivos por los que dejamos de lado nuestro cuidado. Por ello en este post nos vamos a detener en algunos consejos para conciliar al máximo el deporte con las obligaciones y la vida familiar.

Es cierto que el día tiene 24 horas y no siempre podemos sacar tiempo para todo. Al fin y al cabo simplemente pasa por saber organizarnos de manera adecuada para así poder fijar los momentos adecuados para entrenar. Con sencillos consejos lo conseguiremos sin que suponga un sacrificio.

Saber el tiempo libre que tenemos y emplearlo bien

Antes de nada es necesario que tengamos claro las horas de sueño y las de trabajo. Son dos momentos que debemos respetar. Las horas de sueño porque el descanso es fundamental y hay que dedicar mínimo 7 horas y las de trabajo porque no podemos faltar. A partir de aquí bastará con configurar el mejor momento para entrenar.

Si nuestra jornada laboral es partida y tenemos unas dos horas para comer, podemos aprovechar ese tiempo para entrenar. Para ello lo ideal es conseguir un gimnasio, un centro deportivo o un parque cercano al trabajo para poder acudir. En el caso de entrar tarde a trabajar lo mejor es acudir por la mañana a entrenar, antes de ir a trabajar, ya que de este modo será lo primero que hagamos en el día, evitando tenerlo pendiente el resto de la jornada.

El tiempo dedicado a entrenar

Una vez elegido el momento adecuado para entrenar hay que tener presente que con una hora es suficiente para trabajar la parte del cuerpo que queramos, ya que no es recomendable dedicarle más tiempo, pues podemos caer en el sobre entrenamiento.

Elegir un gimnasio cercano es esencial para reducir el tiempo de desplazamiento y perder menos tiempo. Además, si tenemos cerca el centro deportivo nos costará menos acudir y no tendremos excusas para dejar de entrenar.

475744499.jpg

Deporte y familia

Si tenemos hijos y familia es importante que logremos conciliar los entrenamiento con la atención a nuestros seres queridos. Realizar actividades en las que los incluyamos es una de las mejores alternativas, ya que de este modo lo que haremos será pasar más tiempo con ellos y trasmitirles el amor por el deporte. Para ello podemos elegir diferentes actividades que serán aptas para todos los miembros de la familia como cualquier equipo grupal, la natación, el senderismo, la bicicleta…

Lo importante al fin y al cabo es saber conciliar lo mejor posible el deporte con nuestra vida, y es que debe convertirse en algo habitual, parte de la rutina y no una obligación que nos aleje de nuestra familia y entorno.

Imagen | ThinkStock Imagen 2 | ThinkStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios