Publicidad

Analizamos las nuevas pulseras inteligentes Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2
Entrenamiento

Analizamos las nuevas pulseras inteligentes Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2

Publicidad

Publicidad

La archiconocida marca de pulseras inteligentes Fitbit ha presentado sus dos nuevos lanzamientos con el objetivo de conseguir el mejor acompañante a nuestros entrenamientos personales.

En el post de hoy analizamos las nuevas pulseras inteligentes Fitbit Charge 2 y Fitbit Flex 2, dos modelos que incorporan novedosas herramientas, pero que siguen teniendo algunas restricciones.

Dos nuevas propuestas que apuestan por una renovación de diseño, pantalla y prestaciones; y además, una nueva herramienta, quizá la más destacable, la función sumergible de hasta 50 metros del modelo Flex 2.

Qué nos ofrece la Fitbit Charge 2

Charge 2

Surge como la alternativa a una de las pulseras fitness inteligentes más populares hasta el momento, la Fitbit Charge HR, pero con algunas novedades. Se trata de una pulsera de actividad física que controla el ritmo cardíaco, pero esta vez incorporando nuevas herramientas fitness como las sesiones de respiración guiada, monitor multideporte y nueva conectividad móvil con alerta de llamadas y mensajes de texto.

El nuevo modelo sigue apostando por su medición de ritmo cardíaco a través de la tecnología Pure Plus, monotorizando al mismo tiempo pasos, distancia y calorías quemadas durante el ejercicio, y con un GPS conectado.

Presenta una nueva pantalla táctil Oled de un tamaño mucho mayor que sus antecesoras, 1,5 pulgadas, y su precio de venta en el mercado, desde este mes de septiembre, es desde 159,95 euros.

Fitbit Flex 2, nuevo modelo sumergible

Flex 2

El otro novedoso lanzamiento de la popular cadena es la pulsera Fitbit Flex 2, el diseño más personalizable de la marca y que ahora cuenta con una función mucho más llamativa, su resistencia al agua.

Una herramienta perfecta para los amantes del agua y la natación, que a partir de ahora podrán contar con la monotorización del nado gracias a sus 50 metros de inmersión que permiten controlar tiempos y brazadas en el agua.

Al igual que en el modelo anterior, cuenta con una herramienta de notificación de mensajes y llamadas a través de vibración y código de colores en su pequeña pantalla Led. Un modelo convertible en colgante o brazalete a gusto del consumidor y que tiene un precio en el marcado desde 99,95 euros.

Una opción más asequible pero con restricciones

Fitbit es sin duda una de las marcas de pulseras deportivas más comercializadas y vendidas, superando en ventas incluso a la popular Apple, pero en ciertos aspectos, sin poder competir con ella. Un software claramente inferior ya que se tratan de productos con una línea bastante más sencilla, pero a la vez más económica.

La compatibilidad de estas pulseras aún está lejos de otros modelos como Apple Watch Serie 2 o el Samsung Gear S2, sin la posibilidad de instalar Apps y sin compatibilidad con HealthKit de Apple y con Google Fit, ya que la aplicación no es capaz de procesar los datos enviados, motivo por el cual la empresa está valorando crear su propia aplicación.

Como comentamos, una opción más asequible pero con ciertas restricciones si lo comparamos con otras grandes marcas como Apple. A pesar de ello, las nuevas pulseras Fitbit pueden ser una buena apuesta calidad precio, si no queremos excedernos a la hora de comprar una pulsera inteligente que nos aporte las herramientas que generalmente utilizamos.

Vía | Web Oficial Fitbit
Imágenes | Web Oficial Fitbit

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir