Publicidad

Analizamos el cuantificador Fitbit Charge HR
Equipamiento

Analizamos el cuantificador Fitbit Charge HR

Publicidad

Publicidad

Hace unos meses os traje una review de la Xiaomi Mi Band, un wearable que contabilizaba nuestros pasos y monitorizaba el sueño por un precio bastante asequible, menos de 25 euros. Hoy os voy a hablar del cuantificador Fitbit Charge HR.

En primer lugar quiero destacar que esta review la hago de forma totalmente voluntaria y objetiva, ya que he adquirido la pulsera por voluntad propia. Dicho esto, vamos con el análisis de este cuantificador, que no sé si definirlo como smartband o smartwatch.

Cuantificación de pasos, sueño, calorías y mucho más

fitbit web

En primer lugar, voy a destacar los distintos datos que podemos cuantificar con el Fitbit Charge HR, haciendo una pequeña comparación con la Xiaomi Mi Band, aunque son wearables de distinto nivel lógicamente. He de decir que estoy muy contento con la Xiaomi Mi Band en cuanto a cuantificación de sueño y pasos se refiere, aunque no me gusta cómo están gestionando las actualizaciones del firmware y de la app propia, en ocasiones falla y no guarda el histórico de pasos diarios.

  • Cuantificador de pasos: el cuantificador de pasos es bastante fiable y los pasos que detecta son muy similares a los que detecta la propia Xiaomi Mi Band. La manera de contabilizar estos pasos es mediante acelerómetros, así que, si nos cambiamos de ropa o movemos la muñeca brúscamente, seguirá añadiendo pasos a nuestro día, pero esto sucede prácticamente con todas las pulseras y smartwatchs del mercado.
  • Cuantificador de sueño: en este apartado destaco varias cosas interesantes: este dispositivo no detecta si nuestro sueño es o no profundo, únicamente nos indica cuánto tiempo hemos estado dormidos, cuánto tiempo hemos estado despiertos (si nos hemos despertado en mitad de la noche) y además nos dice cuántas veces estábamos "más inquietos". Sinceramente el resto de pulseras no sé cómo detecta si estamos o no en sueño profundo, desde fitbit no han querido "mojarse" y han optado por indicar otros datos de interés. A diferencia de la Mi Band, esta pulsera sí que detecta las "siestas" posibles durante el día, no únicamente nuestro sueño nocturno, algo que me ha gustado bastante porque así podemos llevar un seguimiento más real de las horas de sueño.
  • Contador de calorías: otros dispositivos de otras marcas únicamente nos muestran las kcalorías que hemos quemado caminando, sin embargo fitbit tiene un algoritmo más complejo. En primer lugar, calcula nuestro metabolismo basal, en base a los datos que hemos insertado (edad, peso, altura, etc). Y a este metabolismo, va agregando poco a poco el gasto por actividad física, con lo cual, al cabo del día, sabremos supuestamente cuántas kcalorías hemos quemado. He de decir que esto es muy relativo y que no recomiendo a nadie que haga caso a los valores de la pulsera, ya que, para algunas personas los valores que indique la pulsera estarán muy lejos de la realidad. Tras un tiempo analizando estos dispositivos, he de decir que la mayoría indican por lo general bastantes más kcalorías de las que realmente se gastan, y esto puede ser peligroso de cara al cálculo de lo que debemos ingerir para mantener nuestro peso o perderlo.
  • Plantas ascendidas: además de los pasos, Fitbit Charge HR detecta los ascensos, así que al final del día nos indicará cuántas plantas hemos subido, además de nuestros pasos y el sueño.
  • Pulsaciones por minuto: y por último, a diferencia del Fitbit Charge, este cuantificador también dispone de un sensor de frecuencia cardíaca que detecta nuestras pulsaciones a través de la piel. Es cierto que los monitores de frecuencia cardíaca de muñeca no eran santo de mi devoción y yo pensaba que no eran nada fiables, pero me está sorprendiendo gratamente con el paso de los días.
  • Minutos de actividad física: otra de las cosas que monitoriza Fitbit es el tiempo en el que nos encontramos realizando actividad física, moviéndonos en general de forma continuada. Así al cabo del día podremos saber cuánto tiempo hemos estado andando y realizando alguna actividad que nos obligase a estar en un rango de frecuencia cardíaca más alto.

Analizando la monitorización del ritmo cardíaco: una precisión sorprendente

FITBIT WEB

Como adelanté en el último punto del apartado anterior, Fitbit Charge HR, a diferencia del Fitbit Charge, cuenta con un sensor de frecuencia cardíaca que nos permitirá saber en todo momento a qué pulsaciones por minuto nos encontramos.

La forma de detectar las pulsaciones es mediante los LED PurePulse que se encienden en el monitor y que se reflejan sobre la piel. Mediante estos, se detectan cambios de volumen de sangre y se mide el ritmo cardíaco de forma automática y continua aplicando distintos algoritmos que han ajustado previamente. Nuestros capilares se expanden y contraen en función de los cambios de volumen en nuestra sangre, es así como detecta estas pulsaciones.

Desde mi experiencia personal, he de decir que los datos que aporta el cuantificador en lo que a frecuencia cardíaca se refiere, son sorprendemente fiables, para ello, estuve un día entero con mi pulsómetro Polar RC3 GPS, monitorizando la frecuencia cardíaca, y al finalizar el día, comparando ambos dispositivos, pude observar que la variación de mediciones entre ambas era mínima.

Además de indicarnos la frecuencia cardíaca, también nos indica en qué zona nos encontramos. En función del porcentaje en el que nos encontremos en base a nuestra frecuencia cardíaca máxima, podemos encontranos en una diferentes zonas, como por ejemplo, zona cardio, zona quema grasas o zona pico. Esto realmente no sirve para mucho ya que, aunque se nos indique que nos encontramos en una zona quema grasas, lo que importa no es que nos movamos siempre en ese rango de pulsaciones, sino que en el total del día hayamos consumido más kcalorías.

Es por ello que el HIIT, aunque nos obliga a estar en un porcentaje más alto de pulsaciones, su efecto post entrenamiento nos mantiene con un metabolismo más acelerado en las horas posteriores al ejercicio y por el efecto del EPOC, quemamos más grasa.

Este cuantificador también nos indica cuál es la frecuencia cardíaca en reposo, lo que puede servirnos para ver si estamos o no en forma. En principio, un corazón sano tendrá una media de frecuencia cardíaca en reposo más baja, como referencia se dice que en torno a las 60 pulsaciones, sin embargo, en personas deportistas, esta frecuencia puede ser inferior (hace años, cuando era sedentario, mi media en reposo era de 70, actualmente rondo las 46 ppm).

 Sincronización con nuestro ordenador, smartphone o tablet

Una de las ventajas de Fitbit es, que no necesitamos tener un smartphone concreto para poder sincronizarlo, a diferencia de Xiaomi Mi Band, el cual no puede sincronizarse desde un ordenador, solo es posible mediante dispositivos móviles como smartphone o tablets con un sistema operativo concreto y en terminales con Bluetooth 4.1.

Para que la sincronización entre el cuantificador y el ordenador o MAC sea posible, Fitbit incluye un pequeño USB receptor, el cual, mediante un programa propio que se puede instalar en distintos sistemas operativos, podremos emparejar el dispositivo Fitbit con nuestro ordenador si así lo queremos.

Si no queremos sincronizarlo mediante nuestro ordenador, desde nuestro smartphone o tablet podemos descargar la aplicación de fitbit que se encuentra disponible en la App store y en Google Play, compatible con nuestros terminales Android e iOS:

Opinión personal acerca de Fitibt Charge HR

datos fitbit

En general, estoy bastante contento con el rendimiento del cuantificador Fitbit Charge HR, aunque me gustaría destacar características que me han parecido buenas junto con otras que no me han parecido tan buenas:

  • **Autonomía de 4 o 5 días de uso: ** para algunas personas 4 o 5 días puede ser poco o mucho, eso depende de cada persona. En mi caso particular creo que disponer de un cuantificador que continuamente mide nuestra frecuencia cardíaca y que tiene una batería que dura 4 o 5 días sin cargarla, es bueno.

  • Medidor de frecuencia cardíaca fiable: si lo que buscas es un pulsómetro fiable para tus entrenamientos, no te recomendaría usar Fitbit, sin embargo, si lo que quieres es tener una estadística sobre tu frecuencia cardíaca diaria a lo largo del día completo fiable, desde luego este cuantificador es totalmente fiable y muy recomendable.

  • Las calorías quemadas e ingeridas: en cuanto al gasto calórico, ya dediqué un artículo completo haciendo referencia a distintos cuantificadores, desde mi punto de vista, la mayoría siempre indican muchas más calorías de las que realmente deberíamos ingerir si queremos mantener nuestro peso corporal, no son una buena referencia de cara a calcular cuántas calorías reales consumir.

  • Excelente cuantificador de pasos y de sueño: yo en particular puedo comparar la función de contador de pasos y sueño con Xiaomi Mi Band y he de decir que la cuantificación de pasos es muy similar en ambos (muy fiables) y en cuanto a la monitorización del sueño, me parece mucho más interesante el Fitbit por el hecho de que también cuantifica las siestas, aunque no muestra el sueño profundo y ligero, sino que indica cuántas veces te has despertado o has estado inquieto.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir