Compartir
Publicidad

Cardio vs pesas, ¿qué es mejor para quemar grasa?

Cardio vs pesas, ¿qué es mejor para quemar grasa?
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si pudiésemos hacer un encuesta a todos nuestros queridos Vitónicos sobre qué es mejor para quemar grasa, si el cardio o las pesas, la gran mayoría contestaría, sin duda alguna, que con el ejercicio cardiovascular se quema mucha más grasa que realizando pesas.

La respuesta correcta, a esta sencilla pregunta, no es tan banal como decir que es mejor el cardio que las pesas para quemar grasa o viceversa, sino que habría que analizar o razonar un poco más la respuesta, y este es el fin de este post, aclarar un poco esta simple cuestión.

El cardio mejor "quemagrasa online"

Seguramente a casi todos le habrá extrañado leer esto del mejor "quemagrasas online", pero dejadme que os explique este simple término "fitness-mático", para que se entienda lo que quiero decir con este término para el cardio y no penséis que estoy perdiendo el juicio.

Cuando se usa el término online, en el ámbito de la informática, nos referimos a algo que ocurre en directo, en ese preciso momento, por ejemplo cuando quieres ver una película que está en internet y le das al play lo reproduces en ese preciso instante, al contrario que offline.

Así que en un estado teóricamente online el ejercicio cardiovascular (ejercicio aeróbico) quema más grasa en ese preciso instante que las pesas (ejercicio anaeróbico), sobre todo si realizamos el cardio a una intensidad moderada, ya que se usa más porcentaje de grasa y menos de glucógeno para realizarlo.

Las pesas como quemagrasa post entreno

Todos tenemos claro que en una sesión de pesas se queman muchas menos calorías que en una sesión de ejercicio cardiovascular, y como además es ejercicio anaeróbico el combustible principal va a ser, prinicipalmente, el glucógeno en vez de la grasa.

Pero hay un concepto del que ya hemos hablado alguna vez en Vitónica, el EPOC (exceso de oxígeno consumido post-entrenamiento). Tras las pesas la tasa metabólica permanece elevada en relación a los valores de reposo, para que luego el organismo retorne a su estado de equilibrio.

Durante ese periodo de EPOC elevado el consumo de oxígeno es mayor comparado con el periodo pre-pesas, y, teniendo en cuenta que el consumo de oxígeno guarda relación directa con el gasto energético, se usan más calorías (principalmente grasas) durante dicho periodo (para consumir cada litro de oxígeno se usan unas 5 Kcal aproximadamente).

Pero esto no hace que las pesas sean mucho mejor quema grasa que el cardio, ya que también se puede elevar el EPOC realizando ejercicio cardiovascular, en concreto si realizamos HIIT (Entrenamiento de intervalos de alta intesidad) también podemos elevarlo mucho más que con el cardio moderado.

adelgazar

El músculo como razón de peso

Viendo los dos puntos anteriores podríamos decir que, efectivamente, el cardio, en sus diferentes modalidades, quema más grasa que las pesas, pero hay una razón de peso que debemos tener en cuenta, el músculo. Sí, la cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo hará que quememos más grasas sin tener que hacer nada más el resto del día.

El metabolismo basal de una persona está directamente relacionado con la cantidad de músculo que tenga la persona, y esto se suele obviar mucho. Para que se entienda, una persona que pese 80kg con un 10% de grasa tendrá más alto el metabolismo basal que si pesara 80kg pero con un 20% de grasa.

Cuanto más músculo tenga una persona más alto va a tener el metabolismo basal, y la ganancia muscular se consigue con las pesas, ya que con el cardio lo que se va a conseguir es practicamente lo contrario, catabolizar el músculo y perder cantidad del mismo (estamos suponiendo que sólo se hace cardio).

El estado de forma como hándicap

Existe, además, algo a tener en cuenta y que también va a influir directamente en la quema de grasa, el estado de forma del individuo. El estado de forma va a hacer que se usen más o menos calorías en la actividad que se realiza, y puede ser un hándicap en algunos casos.

Para una persona que se inicia en el cardio, con un estado de forma bajo, quemará más calorías que cuando se vaya poniendo en forma. Cada vez tendrá que correr más distancia o a mayor ritmo para quemar las mismas calorías, según mejore su estado de forma cardiovascular su cuerpo se adaptará y quemará menos.

Pero con las pesas ocurre casi lo contrario, al ir mejorando el estado de forma del individuo cada vez podrá realizar entrenamientos más intensos, con más volumen, de mayor calidad, y esto repercutirá directamente en el aumento muscular, y por tanto elevará su metabolismo basal.

Conclusión

Si buscas quemar grasa en un momento concreto el cardio moderado puede ser una opción, pero si buscas quemar grasa más efectivamente y de una forma más duradera las pesas son la opción más correcta, por tanto podemos deducir que las pesas son mejor quemagrasas que el cardio.

Evidentemente conjugar ambos métodos, acompañado de una buena dieta, sería lo ideal, pero en este post he intentado desmitificar la idea que se tiene que el cardio es mejor para quemar grasa que las pesas, y de forma aislada, sin combinarlos, es justamente lo contrario.

Imagen | Charlotte Astrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos