Compartir
Publicidad

Cinco beneficios de la escalada

Cinco beneficios de la escalada
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacía ya tiempo que necesitaba un nuevo reto, algo que me motive para luchar conmigo misma y que nunca antes haya probado. Y entonces... ¡apareció la escalada! Después de informarme de los pros y contras ya estoy convencida, así que a ver si os consigo animar a vosotros con estos cinco beneficios de la escalada.

Personalmente, jamás me había planteado comenzar a escalar: fue a raíz de conocer a una amiga que lo practica y me habló de sus beneficios, y de ver los resultados en otras personas que conozco cuando empecé a barajar posibilidades. ¿Cuáles son los cinco beneficios de la escalada que me han hecho cambiar de idea?

El primer beneficio es el de el aumento de fuerza relativa, es decir, en relación con nuestro propio peso corporal. En la escalada luchamos contra la gravedad, de manera que el peso que levantamos es el de nuestro propio cuerpo. Los músculos de los brazos y la espalda son los que llevan la mayor carga de trabajo y los que más beneficiados saldrán de esta práctica.

La escalada exige una gran movilidad de las articulaciones, sobre todo a la hora de mantener posturas no del todo naturales que nos faciliten el ascenso. También la flexibilidad y el equilibrio serán claves a la hora de practicar escalada.

Una vez más, el trabajo de core es total. Nuestra sección media es donde residen nuestros músculos estabilizadores, muy importantes en la práctica de cualquier modalidad deportiva, pero aún más en la escalada. Además, ya sabemos que toda nuestra fuerza y nuestros movimientos provienen de la zona central de nuestro cuerpo: ¡abdominales y cuadrado lumbar activados a tope!

Los beneficios a nivel mental también son notables: la concentración en la subida, el hecho de tener que decidir por dónde ascender y la consciencia total de nuestro cuerpo se maximizan a la hora de escalar.

Por último, aunque no menos importante, el gran componente social de este deporte. Es importante tener un compañero en el que confiemos plenamente, y viceversa: que nos dé seguridad y sepa indicarnos claramente desde el suelo. También se respira muy buen rollo entre los grupos de aficionados a la escalada: el compañerismo es un must si queremos escalar.

Os animo a que busquéis un buen rocódromo al que podáis asistir, y en los meses de más calor unas buenas rutas con las que disfrutéis de la naturaleza. ¿Quién más se anima a escalar?

Imagen | Alex Indigo en flickr.com En Vitónica | Cinco beneficio del Crossfit En Vitónica | Cinco beneficios del TRX o entrenamiento en suspensión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio