Publicidad

Entrenamiento con correas o straps: cómo utilizarlas y cómo nos ayudan a levantar más peso de forma segura
Entrenamiento

Entrenamiento con correas o straps: cómo utilizarlas y cómo nos ayudan a levantar más peso de forma segura

En multitud de ocasiones en Vitónica nos hemos detenido en el equipamiento y en como nos puede ayudar a mejorar el rendimiento y los resultados que vamos a obtener con los entrenamientos. Por ello en esta ocasión nos queremos enfocar en las correas o straps, y en cómo podemos utilizarlas en los entrenamientos para mejorar el rendimiento.

Antes de nada, vamos a detenernos en qué son las correas o straps. Se trata de una especie de cintas que podemos atar alrededor de la muñeca o de los pies, en función de lo que queramos hacer. A simple vista parece algo sencillo, y en cierto modo lo es, pero existe una técnica y un conocimiento antes de lanzarnos a usarlas. Por ello en este post queremos ahondar en este elemento.

Existe una creencia en torno a las correas de que si las usamos para entrenar vamos a acabar debilitando nuestras articulaciones. Nada más lejos de la realidad, y es que las tintas lo que nos van ayudar es a focalizar nuestro entrenamiento y mejorar los resultados con el paso del tiempo.

Las correas o straps son recomendables cuando conocemos la técnica de utilización, ejecución de los ejercicios y de las propias correas

Por este motivo nosotros en este post queremos centrarnos en su uso habitual a la hora de entrenar. Es cierto que antes de empezar a utilizarlas, necesitamos tener cierta técnica. Ya que es necesario que conozcamos a la perfección cada uno de los movimientos que conlleva un ejercicio.

Por ello en esta ocasión nos vamos a detener únicamente en cómo nos van a beneficiar en nuestros Entrenamientos. Aunque es cierto que es importante que aprendamos a colocarlas alrededor de las muñecas.

Cómo colocar las correas o straps

Antes de empezar a valorar cada uno de sus beneficios vamos a centrarnos en cómo debemos colocarlas. Lo importante es que nos hagamos con unas cintas o straps Adecuados que sean resistentes, y que nos permitan utilizarlos de manera sencilla.

La manera de colocarlos es sencilla, simplemente debemos fijarnos en que todas las cintas traen una especie de agarre que se coloca en el dedo pulgar a partir de aquí empezaremos a enrollarla en torno a nuestra muñeca y la barra que vamos a utilizar durante el ejercicio. La manera de hacerlo será firme de modo que nuestras manos y la barra queden unidas sin problemas para soltarse.

Una vez las tengamos colocadas lo ideal es que podamos ejecutar el movimiento. Es importante que no estén demasiado apretadas porque Es cuando podemos hacernos daño en las muñecas y no realizar correctamente el ejercicio. Simplemente debemos conseguir el equilibrio para ello existen infinidad de tutoriales donde podemos aprender a colocarlas adecuadamente. Nosotros queremos dejaros a continuación uno que servirá de ayuda.

Una vez hayamos conocido como deben colocarse cada una de las correas, vamos a pasar a detenernos en los beneficios que nos aportará  su uso a la hora de entrenar en el gimnasio.

Su uso nos ayudará a enfocarnos en la carga y no en el agarre

Pexels Victor Freitas 841131 1

En primer lugar es importante que tengamos en cuenta que el uso de las correas o straps nos servirá para enfocarnos en la carga que vamos a utilizar y no le agarre. En la mayoría de los casos cuando entrenamos nos focalizamos en el agarre y dejamos en segundo plano la carga. Esto hace que muchas veces no lleguemos a los resultados que estamos buscando.

Por ello el uso de correas nos servirá para sentirnos mucho más seguros a la hora de hacer una barra de una mancuerna o de una máquina. A partir de ahora prácticamente nuestras manos y la barra serán uno, un cuerpo que se conseguirá a través del uso de las cintas.

Las correas nos servirán para centrarnos mucho más en la carga y no en el agarre, ayudándonos a conseguir mejores resultados poco a poco

Centrarnos solamente en la carga, hará que desarrollemos mucho mejor un ejercicio y que consigamos unos mejores resultados, ya que no nos vamos a centrar en el agarre y por lo tanto la seguridad que vamos a tener a la hora de entrenar va a ser mucho mayor que si lo hacemos de manera convencional. Por ello su uso será de gran utilidad a la hora de aumentar la carga y mejorar la ejecución de un ejercicio.

Menos tensión en articulaciones, tendones y músculos secundarios

Pexels Victor Freitas 841135 1

En segundo lugar nos vamos a detener en que las correas no servirán para conseguir una menor tensión en los músculos secundarios que intervienen en los movimientos que realizamos. Por ejemplo a la hora de realizar peso muerto, muchas veces nos focalizamos mucho en mantener la carga y partes como los antebrazos se pueden cargar demasiado cuando estamos realizando un ejercicio.

Al utilizar las correas lo que conseguiremos será focalizarnos y desviar toda la atención a la barra. De este modo evitaremos sobrecargas, que a la larga, y poco a poco, pueden hacer que termine por ser una lesión. Por este motivo el uso de cintas es muy recomendable para personas que tienden a desviar la atención a otros músculos o que no ejercitan la parte trabajada de la manera correcta.

El uso de correas nos ayudará para evitar sobrecargas en articulaciones y tendones a la hora de ejecutar los diferentes ejercicios

Por este motivo hay que tener en cuenta que el uso de correas será un aliado a la hora de evitar lesionarnos cuando estemos entrenando. Simplemente bastará con focalizarnos única y exclusivamente en la parte que estamos trabajando y colocarnos de la manera adecuada para que sea la postura correcta la que vayamos a mantener durante todo el tiempo que dure el ejercicio.

El trabajo muscular será mayor y más focalizado

Pexels Pixabay 38630 1

Al hilo de los antebrazos que comentábamos anteriormente, vamos a detenernos en que al utilizar correas vamos a poder realizar ejercicios mucho más largos y conseguir así el fallo muscular. Los resultados que vamos a obtener van a ser mucho más impresionantes puesto que vamos a trabajar más intensamente los músculos con cada uno de los ejercicios que vamos a llevar a cabo.

Esto se debe a que toda la atención se va a focalizar, como hemos comentado anteriormente, únicamente en el trabajo muscular, no en el agarre. Hay que tener en cuenta que casi siempre cuando realizamos un ejercicio, o bien sea con peso muerto, o bien simplemente con peso normal, lo que tendemos a hacer es a tensar partes como los antebrazos ya que nos focalizamos en los agarres.

Al no tensar los antebrazos, conseguiremos focalizar la energía en el ejercicio y no en el agarre, y conseguir así mejores resultados

En este caso no nos vamos a focalizar en los agarres y al no hacerlo, los antebrazos no van a estar tensos, por lo que no vamos a desperdiciar energía concentrándonos en esta parte del cuerpo. Aunque no lo creamos, mantener los antebrazos rígidos no restará energía y por lo tanto acabaremos elevando mucha menos carga que si no lo hacemos.

Evitar el sobreentrenamiento del agarre

Pexels Binyamin Mellish 116077 1

Prevenir el sobreentrenamiento del agarre es otro de los beneficios que nos aportará el uso de cintas. Normalmente aparecen a lo largo del tiempo, y debido al mal agarre a la hora de ejecutar los ejercicios, lesiones como las sobrecargas en muñecas o en antebrazos e incluso en codos.

Éstas lesiones son más habituales de lo que creemos y hacen que frenemos nuestra evolución a la hora de conseguir mejores resultados en el gimnasio. Por ello las correas lo que nos ayudarán es a evitar esta sobrecarga en estas zonas de nuestros brazos. Al no centrarnos ya en el agarre y al no tensar estas partes, Conseguiremos que las articulaciones que conforman el brazo no se sobrecarguen en ningún caso y podamos realizar mucho mejor cualquier actividad y elevar de este modo mucha más carga.

Las correas nos ayudarán a conseguir una menor sobrecarga en las articulaciones, y evitar así lesiones

El uso de correas, es una buena forma de prevenir lesiones y adquirir vicios posturales que a la larga acabarán, si no haciendo que tengamos una lesión, si haciendo que los resultados que vayamos a conseguir no sean los que estamos buscando con ese entrenamiento.

Conseguiremos aunmentar la carga que vamos a levantar y mejorar así los resultados

Pexels Joseph Wayne Buchanan 1144864 1

Como hemos comentado anteriormente, al no centrarnos ya en el agarre y al no tensar los músculos que conforman los brazos, lograremos aumentar la carga que vamos a utilizar en cada uno de los ejercicios. Al aumentar la carga lo que lograremos serán mejores resultados poco a poco, puesto que llevaremos a los músculos a trabajar con mayor intensidad.

Las correas en este caso juegan un papel muy importante, ya que nos darán seguridad, y evitarán que nos centremos en lo que no es importante, que es el agarre. Ahora mismo ya lo que conseguiremos será potenciar mucho más el empuje a la hora de realizar cualquier ejercicio. Sobre todos los ejercicios con peso muerto, que son tan buenos a la hora de desarrollar las fibras musculares, Puesto que nos ayudarán a ejecutarlos de manera más relajada y con una postura mucho más adecuada.

Al darnos seguridad, las correas nos ayudarán a elevar más carga y lograr poco a poco mejores resultados

Por ello es recomendable que cuando ya empecemos a utilizar cargas elevadas echemos mano de las correas o straps. Esto no quiere decir que aunque estemos empezando a entrenar no las podamos utilizar, siempre será recomendable que empecemos a utilizarlas poco a poco y acostumbrarnos a su manejo.

¿Realmente se debilita el agarre? 

Pexels Victor Freitas 949134 1

Una vez hemos repasado los beneficios que nos aportará el uso de correas, es importante que nos detengamos en un punto que muchas veces no tenemos en cuenta. Se trata de algo que hemos introducido anteriormente, pero que queremos ahondar, el debilitamiento de la agarre a la larga.

Es cierto que el uso de correas nos ayuda a aumentar las cargas, pero al relajar la parte del agarre, poco a poco puede hacer que perdamos potencia de agarre y fuerza en nuestras manos o en antebrazos. Por ello es bueno que aunque estemos empezando, o aunque seamos ya avanzados, alternemos el uso de cintas con el agarre tradicional de elevación de carga.

Para mantener la fuerza de agarre es bueno alternar el trabajo con correas con e agarre convencional

De este modo, Lo que lograremos será mantener la fuerza de agarre a la hora de empuñar una mancuerna. Con ello lo que estaremos haciendo será también entrenar la parte del antebrazo y de las muñecas, muy importante a la hora de prevenir lesiones en estas articulaciones.

También podemos compensar el uso de las correas y el debilitamiento del agarre, con ejercicios específicos para mejorar el agarre. Para ello podemos realizar ejercicios de antebrazo o de muñecas con peso es mucho más livianos y con movimientos controlados, que a la larga harán que el riesgo de lesiones sea mucho menor y sigamos manteniendo nuestra potencia de agarre.

Es importante que tengamos esto en cuenta y que sepamos que tenemos a nuestra disposición un material que nos servirá para ir evolucionando en nuestros entrenamientos. Las correas o straps Deben formar parte del material habitual que vayamos a utilizar en nuestros entrenamientos. No quiere decir, como comentábamos anteriormente, que las usemos siempre, pero si deben estar ahí y debemos saber que en épocas de crecimiento muscular, en las que queremos aumentar la carga, serán de gran ayuda y utilidad para conseguirlo.

Tipos de orreas que podemos encontrar

Para terminar queremos detenernos en los tipos de correas que podemos encontrar en el mercado:

  • La mayoría de las más comunes están elaboradas en nylon o algodón. Son las que nosotros recomendamos, ya que son las que mejor se adaptan a la muñeca y las que mejor movilidad y usabilidad van a tener para nosotros.
  • Existen otras correas de cuero que son mucho Más resistentes. Pero también son más rígidas y no son tan Fáciles de utilizar y de colocar como las de nylon y algodón.
  • Algunas correas contienen almohadillas que se colocan en la palma de la mano y que nos ayudarán a evitar la fricción con el hierro de la mancuerna. Pero muchas veces está almohadilla evita que el contacto y que el agarre sea muy preciso.
  • Existen otras correas de agarre de liberación rápido. Este tipo de agarre está pensado para cuando realizamos ejercicios por encima de la cabeza y necesitamos soltar rápidamente la barra. Por ello las correas llevan una especie de mecanismo que al soltar o al abrir las manos automáticamente ellas se sueltan de la barra y permiten que la barra se desprenda.
  • También hay correas que tienen un agarre curvo para que no tengamos que envolver la cinta alrededor de la barra. Hay gente que prefiere este tipo de cintas ya que dice que es mucho más fácil su colocación, pero al fin y al cabo es cuestión de preferencias.

Sea cual sea el tipo de cintas que elijamos, la funcionalidad de todas ellas va a ser la misma. Bastará con probar diferentes alternativas para valorar lo que más nos conviene y lo que mejor se adapta a nuestra manera de entrenar y a los movimientos que solemos realizar.

Imágenes | Pexels

Video 1| Youtube/ SenBernabeu Weightlifting

Video 2 | Youtube/ RV Strength

En Vitónica | Tres consejos para evitar el dolor de espalda al hacer peso muerto

En Vitónica |Siete claves para combinar entrenamiento de fuerza y resistencia

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios