Compartir
Publicidad
Diez cosas que tienes que saber antes de comenzar a entrenar en la sala del gimnasio
Entrenamiento

Diez cosas que tienes que saber antes de comenzar a entrenar en la sala del gimnasio

Publicidad
Publicidad

Si eres nuevo en el gimnasio es importante que conozcas algunos de los errores y bobadas más habituales que solemos cometer cuando somos novatos: diez cosas que tienes que saber antes de comenzar en la sala del gimnasio.

Evitando estos simples errores de principiante y siguiendo las pautas correctas, que puede indicarte un buen monitor de gimnasio, el camino para conseguir tu objetivo está en tu mano.

1. No comiences por tu cuenta: ¡déjate enseñar!

Cuando llegues al gimnasio es normal que no sepas literalmente por dónde empezar. Todo va a ser nuevo para ti y no debes caer en la vergüenza de no preguntar y tratar de "imitar" lo que hace el de al lado...

monitor

No comiences por tu cuenta, acércate al monitor de la sala y hazle saber cuál es el objetivo que te has marcado. Él te ayudará a comenzar una rutina personalizada para ti y apta para conseguir tu nueva meta. Sigue sus consejos sobre la técnica a seguir y no dudes en que te supervise cualquier tipo de duda que se te plantee. Recuerda que es su trabajo y estará encantado de poder ayudarte en no caer en los míticos errores de principiantes.

2. Céntrate en ti mismo: ¡las comparaciones son odiosas!

Si trabajas y sigues una buena trayectoria llegarás a los pesos y rutinas de los veteranos que te rodean

Comienza siendo consciente de que eres novato, sin dejarte llevar por "lo que puedan pensar" o por la vergüenza de comenzar con pesos ligeros. Recuerda que la gente que te rodea está a su entreno, no a lo que tú haces o levantas.

3. No te vengas arriba... no hace falta ir todos días al gym

Recuerda que un buen patrón de descanso es tan importante como una buena sesión de pesas

Saber cuándo y cómo descansar es más que importante. A veces empezamos con tanta fuerza que nos pasamos...sigue la rutina de días marcada por tu monitor y los tiempos destinados a cada sesión.
Pasarnos tres horas al día en el gimnasio no va a reportarnos más beneficios, más bien todo lo contrario: sobreentrenarnos y fatigarnos.

gym descanso

4. No te saltes los entrenos que "menos te gustan"

Es importante que sigas las rutinas que tu monitor te indica, sin saltarte aquellos entrenamientos que "menos gracia" te hacen porque prefieres entrenar otras partes del cuerpo que te interesan más.
Trabajar todos los grupos musculares del cuerpo es fundamental para conseguir una buena proporción corporal y estética.

5. Llego tarde: entreno "a piñón"

Es mejor dejar el entrenamiento para otro día que hacer las cosas deprisa y corriendo o a la mitad

Dedica el tiempo necesario a cada sesión diaria, en torno a una hora. Cada serie de ejercicios y cada repetición siguen su cadencia y sus descansos, es importante que los cumplamos para entrenar de un modo correcto y evitando posibles lesiones.

reloj

6. Lo importante es lo que levanto: ¡olvido la técnica!

Cuidar la posición y la técnica del ejercicio es primordial para avanzar correctamente y sin posibles consecuencias

No queremos ser menos que los demás o que se den cuenta de que somos novatos en el gimnasio, y para arreglarlo cometemos el peor error que podemos hacer: cargar demasiado y descuidar (u olvidar del todo) la técnica.

Esta decisión no solo nos va a conllevar un esfuerzo para el que no estamos preparados, sino una mala ejecución del ejercicio que en muchas ocasiones, lamentablemente, acaba con lesiones en la espalda, cuello, etc...

7. Agujetas = bajo la intensidad: ERROR

Es normal que, los primeros días sobre todo, acabes padeciendo las temibles agujetas fruto del nuevo ritmo de actividad que ha comenzado tu antiguamente vida sedentaria. Tranquilo, ¡solo son agujetas! En unos días pasarán, estamos haciendo bien el trabajo. El error viene cuando nos saltamos sesiones o bajamos el nivel para no sufrirlas: ¡error!

Eso sí...olvidaros de tomar agua con azúcar y remedios del estilo. Las agujetas son micro roturas de músculo y desaparecerán en cuanto sean reparadas. Intenta mitigarlas con algunos prácticos consejos

8. Cuidado con perder el tiempo: ¡se va a lo que se va!

Siempre está bien que entrenemos conjuntamente con un amigo o que incluso, al principio y hasta que nos vayamos acostumbrando, quedemos con alguien para ir. El problema viene cuando nos centramos la mitad de la sesión en charlar con el susodicho en cuestión: perdemos tiempo que igual no podemos recuperar y, además, no llevamos el ritmo de esfuerzo y descanso adecuado.

Al gimnasio vamos a trabajar, podemos hablar de vez en cuando pero sin pasarnos. Un buen consejo para centrarnos en nuestro trabajo y despistarnos lo menos posible es ponerte tus propios cascos de música que te evadan y te motiven al mismo tiempo.

grupo gym

9. ¡Entreno con esto mismo!

Es importante que utilicemos unas zapatillas cómodas y amortiguadas que permitan entrenar sin problemas y sin correr riesgos innecesarios

A veces me ha ocurrido que he ido al gimnasio y he visto a personas entrenando con chanclas o hasta con ¡zapatillas de futbito!
Con esto no quiero decir que para apuntarnos al gimnasio debamos de comprarnos un equipamiento a la última, ni las zapatillas más caras de la tienda, pero sí que es importante que cubramos unos mínimos para poder hacer ejercicio cómodamente y de forma apropiada.

10. ¿Ya hemos acabado?... ¡No!: falta lo fundamental

Ya tenemos todas las nociones básicas para comenzar a entrenar en una sala de gimnasio pero nos falta añadir la última: la dieta es fundamental.
Llevar una dieta sana, equilibrada y orientada a nuestro propósito va a ser el otro 50% necesario para lograr con éxito nuestro objetivo, ojo al 100% en ambos casos, que hay mucha gente que habla de que si la dieta es el 70%... Apunta estos sencillos consejos para comenzar con una dieta más saludable.

Imágenes | iStockPhotos
En Vitónica | Consejos saludables para novatos en el gimnasio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos