Compartir
Publicidad

Tendinitis del Aquiles: Tratamiento.

Tendinitis del Aquiles: Tratamiento.
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Después de haber tratado de comprender las características y las causas de la tendinitis del Aquiles vamos a comentar algunas peculiaridades de su tratamiento.

El tratamiento de elección es conservador, es decir, mediante procedimiento no invasivos. Si este tratamiento no funciona, queda la opción de la cirugía. Ante la aparición de los primeros signos de tendinitis, se debe parar cualquier tipo de actividad deportiva y aplicar un tratamiento antiinflamatorio (como el hielo). ¿Y después?.

En primer lugar, será necesario investigar las causas que hayan generado o facilitado la lesión:

  • Anatómicas. Posición de los huesos de la pierna y del pie desviada de la vertical.
  • Deportivas. Estudio de las características del calzado, de la superficie donde se entrene y de los sistemas de entrenamiento.
  • Causas de origen sistémico, como reumatismos, procesos infecciosos, metabólicos y alteraciones musculares o neuromusculares.

Después de esta investigación se diseñará un tratamiento que puede incluir alguna de las siguientes medidas:

  • Potenciación selectiva de los músculos del tobillo para tratar de favorecer un reequilibrio articular y un apoyo adecuado.
  • Modificación de los sistemas de entrenamiento para suavizar los requerimientos que sufra el tendón.
  • Vigilar la hidratación de los tejidos y asociar termoterapia mediante el uso de frío y calor.
  • Confección de adaptaciones para lograr un apoyo del pie equilibrado o para amortiguar las tensiones que sufra.
  • Reeducar la técnica del paso para facilitar la recuperación y la ausencia de recaída.
  • Revisar las sesiones de estiramientos y la intensidad del ejercicio.

Vía | Biolaster En Vitónica | Tendinitis del Aquiles: ¿Qué es y cómo se produce?. En Vitónica | Tendinitis: menos marcha y más agua. Imágen | Flickr (Stefanx80)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos