Compartir
Publicidad
Publicidad

Personajes que nos encontramos en el gimnasio

Personajes que nos encontramos en el gimnasio
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que si nos preguntan podemos sacar a más de un personaje de nuestro gimnasio. Siempre hay tipos y tipas peculiares que resaltan por la manera de ser o entrenar. Los compañeros de Mensencia se han currado un listado bastante curioso, vamos a comentar aqui los diferentes personajes que nos podemos encontrar en un gimnasio.

El listillo

Es el que más sabe de mundo de entrenamiento, siempre corrige a todos sobre cómo hacer los ejercicios, qué es lo que no se debe hacer, las dietas que hay que seguir…pero nadie lo ha visto nunca entrenar, sólo hablar y da consejos.

El sobrao

Él siempre coge más peso que los demás, es el más fuerte y siempre cuenta la historia de que un día levantó 150 kilos en press de banca. Suele acaparar todos los discos de la sala de pesas y siempre dice la frasecita de: “¿sólo vas a levantar eso?, así no vas a crecer nunca”.

Los futboleros

Y digo “los” porque siempre suelen ir en grupo, hablando de fútbol, cual Valdano o Guardiola. Ellos sólos arreglan los fichajes de los clubes y dan el balón de oro. Si en la tele del gimnasio hay fútbol ya para de contar, aquello se convierte en su particular madriguera futbolera.

El hombre más fuerte del mundo

Es inconfundible, es aquel que al ver el primer día se nos escapa un: “jooooooder lo petao que esta este”. Nunca veremos a nadie levantar tanto peso, ni gritar tanto al hacer las repeticiones. Necesitan su espacio, mucho espacio. Todo el mundo los suele mirar, algunos con envidia y otros con cierto repelús. Es la expresión máxima de años y años de gimnasio.

El relaciones públicas

Es el que va al gimnasio básicamente para hablar y hacer amigos. Entrena poco, pero siempre está ahí para hacer ayudas y darte conversación. Su postura suele ser la de apoyado en una máquina como si estuviera descansando. Es el que suele organizar alguna que otra salida los fines de semana.

La barbie

Inconfundible por ir al gimnasio maquillada y bien vestida. Ronda los veintilargos y le gusta hacerse notar. Eso sí, nunca he visto a ninguna sudar, es como si el maquillaje repeliera las gotas de sudor. A la barbie le gusta ir en grupo, eso de ir sóla al gimnasio con tanto hombre le da un poco de miedo.

La potentorra

Es una especie de barbie pero con un cuerpo de escándalo. Es fácil detectar a la potentorra ya que suele agolpar a muchos fuera de la sala colectiva para verla pedalear en una clase de spinning. Suele haber muchas leyendas urbanas sobre ella: que si es modelo, que si es gogó, que si alguien se la ligó el fin de semana pasado…Todas suelen ser encantadoras, lo que las convierte en un buen aliciente para ir al gimnasio.

El ligón

Todo gimnasio que se precie debe tener un ligón, aquel tipo cuyo único fin al ir al gimnasio es ligar. Suele ir bastante por las clases de aerobic o body pump cuando sabe que hay muchas chicas. Al ligón le encanta contar sus batallitas en los vestuarios, donde las chicas no puedan escuchar sus andanzas. La barbie es su principal objetivo y la potentorra es algo con lo que sueña.

El maratoniano

Llegamos al gimnasio y vemos a un tipo empapado en sudor en la máquina de correr o en su defecto la elíptica. Nos vamos a la ducha y el tipo sigue ahí, con la misma postura, la misma cara. Después de ducharnos y vestirnos nos asomamos para ver si ha parado pero no, todavía está en la máquina. Hay quien dice que ha visto a gente correr durante tres horas en la máquina del gimnasio (me lo creo).

El penas

Hay dos modalidades de “el penas”. El que va contando su vida de desgracias y desdichas o el que siempre ha tenido una lesión y está recuperándose. Es una especie de relaciones públicas pero siempre habla de él y las cosas que le pasan. La gente lo suele mirar con cara de: “y a mi que me cuentas”.

El invisible

Va al gimnasio todos los días pero nadie nota su presencia. Hace sus ejercicios y se va, no quiere hablar con nadie ni que le ayuden o den consejos. Todos saben quién es pero nadie ha tenido una conversación con el invisible.

Y seguro que vosotros conocéis a más personajes. En algunos gimnasio están todos juntos, en otros sólo hay unos cuantos. Pero qué sería de nosotros si no nos los encontráramos por las salas de fitness, son puro entretenimiento y diversión.

En Mensencia | Tipos de personajes que nos encontramos en un gimnasio
En Vitónica | Normas básicas de un gimnasio
Imágen | Chris Gin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos