Compartir
Publicidad
Publicidad

Repeticiones negativas: ¿un riesgo o una ayuda para el crecimiento muscular?

Repeticiones negativas: ¿un riesgo o una ayuda para el crecimiento muscular?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de los métodos usados para estimular el crecimiento muscular, podemos encontrar las repeticiones de diferentes tipos, entre ellas, las negativas, que consisten en descender el peso de manera controlada, es decir, en cargar el peso en la fase excéntrica del ejercicio.

El punto que nos convoca es si las repeticiones negativas verdaderamente benefician el desarrollo muscular o si, en realidad, sólo constituyen una amenaza a dicho proceso dada la gran intensidad y riesgo de lesión que éstas pueden implicar.

En cierta forma, podríamos decir que ambas cualidades se presentan en conjunto al hablar de las repeticiones negativas. Es decir, por un lado, pueden contribuir grandemente a la hipertrofia muscular porque constituyen un estímulo más intenso y diferente al que los músculos están acostumbrados, pero por otro lado, si las repeticiones negativas las realizamos después de haber llegado al fallo, el riesgo de sufrir una lesión articular y unas terribles agugetas al día siguiente, es mucho mayor.

Para poder sacar el máximo provecho a este sistema de entrenamiento, no sólo necesitamos de un buen compañero que cargue el peso durante la fase concéntrica del ejercicio, sino que lo ideal es utilizar esta técnica sólo cuando nuestro entrenamiento se encuentre en período avanzado y de forma esporádica, no a diario.

Además, muchos suelen levantar hasta un 130% su peso máximo, ya que según algunos estudios, somos capaces de soportar mucho más peso en la fase negativa del movimiento, pero para que la intensidad no sea tan elevada y evitemos un mayor riesgo de lesión que implique una costosa recuperación, podemos usar sólo las repeticiones negativas para efectuar una serie corta de ejercicios, sin haber llegado al agotamiento primero. Incluso, podemos utilizar el peso que acostumbramos a cargar cuando ejercitamos tradicionalmente, para no sobrecargar los músculos.

El mayor riesgo de las repeticiones negativas es la gran intensidad y sobrecarga que provocan, que se agrava si nuestro compañero no es capaz de levantar todo el peso en la fase concéntrica del ejercicio y nosotros, debemos suplir su falta de fuerza.

Para evitar una tensión sobrenatural que nos lesione, unas agujetas difícil de controlar y para que la recuperación adecuada sea posible junto al desarrollo muscular, lo ideal es no utilizar esa técnica si eres principiante, sólo usarla esporádicamente y si necesitas diversificar tu rutina para salir de un estancapmiento. Además, puedes usar menos peso y evitar agotar los músculos a trabajar previo a las series con repeticiones negativas.

Las repeticiones negativas pueden ser una gran ayuda para el desarrollo muscular, pero si no las efectuamos bajo condiciones controladas y adecuadas, pueden ser, al mismo tiempo, un riesgo para el cuerpo que trabaja.

En Vitónica | Contracciones para todos los gustos En Vitónica | Fase concéntrica y excéntrica en musculación: ¿qué es más eficaz para ganar músculo? Imagen | BNowack

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos