Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo atarse los cordones correctamente

Cómo atarse los cordones correctamente
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Todo sabemos atarnos los cordones pero ¿lo hacemos de la forma más adecuada?

Un ejemplo: yo tengo los pies cavos y cuando salía a correr siempre acaba con dolor en los soleos y gemelos. Hace unos meses me hice un análisis de pisada y unas plantillas nuevas. Me compré unas zapatillas que tenían un aspecto muy bueno y les puse las nuevas plantillas y enseguida note que ya no se me cargaban los músculos.

La sobrecarga había desaparecido pero empecé a notar molestias en el empeine cuando llevaba un buen rato con ellas puestas. Resultó que la forma en que venían atados los cordones en este modelo de zapatillas, en mi caso, ejercía demasiada presión en el empeine.

Existen muchas formas diferentes de atar los cordones de unas zapatillas y dependerá de la fisonomía de cada pie y la actividad que practiques o cómo la practiques.

Cambiando la forma de atarlos puedes aliviar molestias, evitar que la zapatilla se mueva en exceso (adecuado si corres por el campo), facilitar el cambio de zapatillas (por ejemplo en triatlón), etc…

Buscando por Internet encontré una web que muestra diferentes formas de atarse los cordones. Merece la pena que gastes algo de tiempo probando lazadas diferentes, seguro que tus pies lo agradecerán.

Más información | 33 different ways to lace shoes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos