Compartir
Publicidad

Conócete por dentro. El análisis de sangre

Conócete por dentro. El análisis de sangre
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos en algún momento hemos pasado por manos enfermeras para la realización de una extracción de sangre. De hecho, se recomienda un control analítico anual aunque no existan síntomas de enfermedad. Pero…¿sabemos exactamente qué analizan? ¿cuántas veces habéis recibido los resultados y ni siquiera los habéis abierto?. Ha llegado la hora de conocerse por dentro y ver los análisis de sangre.

Tenemos la tendencia de preocuparnos por nuestro cuerpo, pero olvidamos todo lo que ocurre por dentro y como está funcionando. No pretendo que dominéis la hematología, pero sí que conozcáis lo más elemental de lo que se estudia y que os familiaricéis con su vocabulario para conocer que está sucediendo e incluso poder hacer cambios en la dieta una vez visto el análisis.

Hemograma

Nos da información sobre los tres principales tipos de células que circulan por nuestra sangre.

  • Los glóbulos rojos o eritrocitos, encargados de transportar el oxígeno a los diferentes tejidos del cuerpo y fundamentales para el rendimiento de los deportes aeróbicos.
  • Los glóbulos blancos o leucocitos, defensores del organismo frente a infecciones.
  • Las plaquetas o trombocitos, jugadores fundamentales en la hemostasia.

Bioquímica

Nos informa de la concentración de diversas sustancias químicas transportadas por la sangre. Principalmente nos descubre si hay patología renal o hepática, nos facilita datos sobre la hipertensión, diabetes y el estado de inflamación relacionada con enfermedades reumáticas, entre otros.

  • La glucosa, importante en la detección de la diabetes.
  • La urea y creatinina, que nos informan del funcionamiento de los riñones.
  • Las transaminasas y bilirrubina, que señalan la función de nuestro hígado.
  • El sodio (Na), potasio (K) y cloro (Cl), importantes en la función reguladora y estructural del organismo.
  • La amilasa, que señala la función pancreática.

Coagulación

Es fundamental para verificar el estado de los procesos de la hemostasia y los mecanismos de intervención en el sangrado anormal. Es básico su estudio ante una intervención quirúrgica.

No voy a meterme en interpretación de valores, no es competencia nuestra, sino del facultativo que corresponda. Pero, recordar que no siempre que aparece el asterisco indicativo de alteración es que existe un problema. La máquina que analiza la muestra y responde con unos valores numéricos, desconoce sexo, edad, y particularidades personales.

En Vitónica | la importancia de ser sensibles a la insulina Imagen | commons.wikimedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio