Compartir
Publicidad

Los estudios sobre cannabis lo tienen claro: esta droga se ha vuelto más peligrosa durante la última década

Los estudios sobre cannabis lo tienen claro: esta droga se ha vuelto más peligrosa durante la última década
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cannabis, o marihuana, ha sido considerada durante muchos años como una droga suave. Es más, se ha llegado a argumentar que es menos peligrosa que el tabaco o el alcohol. Sin embargo, a pesar de tener mejor fama que otras drogas, el cannabis no está exento de peligros. Entre otras cosas, aumenta nuestra frecuencia cardíaca, afecta a la calidad de nuestro sueño, nos provoca problemas respiratorios e influye en la pérdida de capacidades congnitivas.

Esta peligrosidad podría no haber hecho otra cosa más que aumentar durante los últimos diez años según indica una nueva investigación publicada hace tan solo unos días. La culpable de este aumento sería el THC, las siglas utilizadas para hablar del tetrahidrocannabinol. Este compuesto es un psicoactivo y psicotrópico presente en todas las variedades o cepas de cannabis utilizados para uso recreativo - no así en las que se utilizan para producir cáñamo industrial-.

Según indica este nuevo estudio, las cantidades de THC presentes tanto en el cannabis herbal como en la resina de cannabis habría aumentado de manera llamativa en la última década, aumentando tanto la potencia y peligrosidad del cannabis como su precio. Los datos de la investigación señalan que las cantidades de THC en el cannabis herbal han aumentado del 5% al 15% en 10 años.

Thought Catalog 545969 Unsplash

En el caso de la resina de cannabis la presencia de THC también ha mostrado un aumento importante, pasando del 8% al 17% desde 2006 hasta 2016. Junto con este aumento de tetrahidrocannabinol el precio tanto del cannabis herbal como el de resina ha sufrido un importante aumento de media.

La alta presencia de THC no es el único riesgo que han encontrado estos investigadores en la composición actual del cannabis. En el caso de la resina, además del THC, también tiene un compuesto llamado cannabidiol o CBD. Este componente tiene algunos beneficios como reducir la ansiedad o la psicosis. Se considera que su presencia en la resina de cannabis podría ayudar a combatir algunos de los efectos negativos del THC como la paranoia o la pérdida cognitiva.

Sin embargo, lo que encuentran estos investigadores es que la resina de cannabis no solo contiene más THC, sino que cada vez contiene menos CBD. Esto implica que los efectos negativos del THC pueden ser mucho más graves, convirtiendo el consumo de esta droga en mucho más peligrosa y perjudicial de lo que era hace 10 años. Estos investigadores abogan por un control legislativo de la presencia de THC y CBD.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio