Compartir
Publicidad

Las bebidas carbonatadas vinculadas al paro cardíaco extrahospitalario

Las bebidas carbonatadas vinculadas al paro cardíaco extrahospitalario
2 Comentarios
Publicidad

Hace unos días la Sociedad Europea de Cardiología mostraba un estudio en el cual se relacionaban las bebidas carbonatadas a la incidencia de las enfermedades cardiovasculares (ECV) y accidente cerebrovascular, mientras que por ejemplo el consumo de té verde y café reducen el riesgo y la mortalidad de las ECV.

El estudio fue realizado en casi 800.000 pacientes y se observa una relación muy directa entre el consumo frecuente de las bebidas carbonatadas o gaseosas al aumento del riesgo de síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares así como del paro cardíaco extrahospitalario (OHCA).

El estudio analizó 785.591 casos de pacientes con OHCA de origen cardíaco y no cardíaco en Japón entre los años 2005 y 2011. Los datos sobre el consumo de las distintas bebidas por persona se obtuvieron del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, con el gasto en bebidas como una medida aproximada.

Según los investigadores, el consumod e bebidas carbonatadas se asoció de manera significativa y positivamente con OHCAs de origen cardíaco en Japón. Esto quiere decir que los hábitos en lo que al consumo de este tipo de bebidas tiene pueden tener un impacto demoledor en la enfermedad cardiovascular. Una de las razones por las que podría suceder esto sería por el ácido que contienen este tipo de bebidas gaseosas.

Es cierto que los datos de este estudio no son causales, sino que se basan en el los datos sobre el gasto en bebidas carbonatadas, pero sin duda alguna concluyen en que limitar el consumo de este tipo de bebidas podría ser muy beneficioso para la salud.

Así que, este tipo de bebidas gaseosas, además de contener altas dosis de azúcar nada recomendables para nuestra salud (el azúcar en sí no es malo, lo es el exceso en el que lo consumimos a diario por lo general al encontrarse en infinidad de alimentos), también poseen otros efectos sobre nuestro organismo nada deseables si queremos mantener una buena calidad de vida a lo largo de nuestra vida.

Vía | Sciencedaily.com

Imagen | iStockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio