Compartir
Publicidad
Publicidad

Los animales domésticos pueden suponer un riesgo para nuestra salud

Los animales domésticos pueden suponer un riesgo para nuestra salud
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los animales de compañía vienen existiendo casi a la par que el ser humano. Perros, gatos, roedores, pájaros... son un amigo fiel que nos da su cariño y su compañía, pero que pueden resultar una amenaza para nuestra salud si no seguimos una serie de pautas para mantenerlo libre de bacterias y gérmenes.

Habitualmente los animales domésticos están bien cuidados en lo que a aseo y trato veterinario se refiere, pero a pesar de todo estas medidas pueden ser insuficientes, ya que habitualmente nos olvidamos de que el animal sale a la calle y puede traer de fuera bacterias y cualquier tipo de enfermedad. Por este motivo tenemos que tener cuidado y tomar las precauciones necesarias.

En muchos hogares se suele escoger la cocina como el lugar para enseñar al cachorro a hacer sus necesidades. Suele ser el sitio donde se colocan los periódicos para que aprenda, pero esto es un peligro al ser un foco de infecciones. Lo mismo sucede con el terrario de los gatos o los recipientes y jaulas que contienen otro tipo de mascotas. Es importante escoger otra ubicación dentro del hogar.

Lo mismo sucede con los recipientes de comida y bebida del animal. La cocina no es el lugar más idóneo para ubicarlos, y es que puede ser un foco de infecciones y suciedad. Si no queda más remedio que colocarlos ahí, es importante que los limpiemos cada día para desinfectarlos y evitar infecciones. Lo mismo sucede con la mascota. No solamente tiene que estar bien cuidad por dentro con desparasitadores y demás, sino que tiene que estarlo también por fuera.

Es importante que limpiemos a nuestras mascotas habitualmente, todas las veces que sea necesario. Lo mismo sucede con sus recipientes y jaulas que tienen que estar siempre impecables, eliminando las heces y demás desechos que pueden producir bacterias. En el caso de los perros es importante que los bañemos asiduamente, los cepillemos para evitar pelos y limpiemos las patas cada vez que regresemos de la calle, y es que éstas son un foco importante no solo de bacterias, sino de virus.

Por supuesto es importante evitar el contacto con nuestras mascotas mientras estamos cocinando. Es decir, no debemos tocarlas, jugar con ellas, darles a oler la comida que estamos haciendo, dejar que nos toquen o que olisqueen al lado de la comida… y es que esta simple acción puede ser un peligro para nosotros por representar una amenaza para la salubridad de los alimentos.

Es importante que tengamos en cuenta estas pautas para evitar sufrir una intoxicación por causa de nuestras mascotas que tanta compañía y cariño nos dan, pero que sin un cuidado adecuado pueden resultar nocivas para la salud.

Vía | Consumer Imagen | Morguefile

En Vitonica | Bacterias probóticas de los lácteos que son resistentes a los antibióticos En Vitonica | Claves para evitar las intoxicaciones digestivas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos