Compartir
Publicidad

Matronatación o natación para bebes

Matronatación o natación para bebes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La matronación o natación para bebes es una actividad que se ha expandido durante los últimos años debido a los grandísimos beneficios que aporta a los más pequeños de la casa, los recién nacidos. Esta terapia consiste en un trabajo de la propiocepción y de los mecanismos reflejos innatos en el niño con objeto de que no los pierda durante los primeros meses de vida. Se puede definir como la natación de madres/padres con hijos, ya que cada niño va siempre acompañado de un adulto.

Uno de los principales reflejos que se trabajan es la apnea voluntaria, mecanismo mediante el cual el recien nacido es capaz de bloquear las vías aéreas superiores al sumergirse o al recibir agua sobre la cara o la cabeza. Al mismo tiempo, se trabaja la estimulación sensorial con diferentes formas y colores con objeto de despertar en el niño una motricidad temprana.

Premisas primordiales:

a. El pediatra debe cuidar de la salud del niño. b. El niño debe ser el protagonista de sus juegos. c. La experiencia compartida con los padres. d. El tiempo dependerá de la resistencia y disfrute del bebé e. Las clases deben incluir materiales didácticos (pelotas, tablas, etc) adecuados a la edad. f. Es conveniente esperar hasta el cuarto mes de vida. g. Evitar los sustos al bebé. h. No hay que dejar "nunca" al bebe solo cerca del agua (exceso de confianza). i. No debemos permitir el consumo de alimentos antes de la sesión de matronatación. j. Es importantes secar al niño inmediatamente después del baño, para evitar los cambios bruscos de temperatura corporal. k. Un niño enfermo no debe bajo ningún concepto bañarse. l. No forzar el desarrollo de habilidades en el bebé para alcanzar el desarrollo de sus compañeros. m. Utilizar siempre suelas antideslizantes, evitar el saltar o cualquier tipo de juego en la orilla de la piscina. n. Debemos de tener en cuenta el control higiénico y sanitario del vaso. o. Evitar la falsa sensación de seguridad que se desarrolla al ver a los bebes moverse en el agua. Podría producir en algunos padres la idea de que sus hijos serían capaces de nadar y ser autónomos en el agua.

Más información | Manual personal para actividades acuáticas recreativas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos